Fútbol | Real Murcia

La marea grana invadirá Mestalla

La afición grana, el pasado 7 de mayo, en La Roda.
La afición grana, el pasado 7 de mayo, en La Roda. / Nacho García / AGM

3.600 aficionados del Real Murcia ya tienen billete para viajar el domingo a Valencia, en el que será el desplazamiento de hinchas granas más numeroso de los últimos 35 años. Las peñas ya han llenado 40 autobuses y el club venderá hoy las últimas entradas en las oficinas de la Nueva Condomina

JOSÉ OTÓNMurcia

Hacía 35 años que el murcianismo no rugía con tanta fuerza. En Mestalla, el mítico campo de la ciudad de Valencia, se oirán con fuerza el próximo domingo los cánticos granas, gracias a un desplazamiento masivo de murcianistas que va a hacer historia. Desde 1982 la afición murciana no se movía con tanto entusiasmo. A última hora de ayer, más de 3.6000 fieles se habían embarcado ya para una cita vital para el Real Murcia en su camino hacia la Segunda División. Es una cifra superior a la registrada en los últimos grandes viajes de aficionados murcianos a campos como el Rico Pérez, el Santiago Bernabéu o el Municipal de La Roda.

Mirando por el retrovisor, el viaje del próximo domingo a Mestalla solo va a quedar por detrás, en la historia reciente del club, del que protagonizaron el 18 de abril de 1982 los aficionados murcianos que fueron al Rico Pérez, en un duelo en el que el Murcia jugó como local debido a la clausura de La Condomina. En aquella cita, 15.000 aficionados, repartidos en 101 autobuses y en cientos de coches particulares, viajaron a Alicante para apoyar al Murcia en su choque contra el Castilla. Dos semanas antes, en La Condomina, el juez de línea Violego Muñoz recibió, presuntamente, el impacto de una lata vacía en la cabeza y, aunque pudo continuar el choque con un vendaje, propició que el estadio de la Puerta de Orihuela fuera clausurado. En aquel encuentro, disputado el 4 de abril de 1982, el Murcia empató a uno con el Mallorca, gracias a un gol de Pelegrín.

18-4-1982 Real Murcia-Castilla
Murcianistas acompañaron al equipo grana en su destierro a Alicante
Viajaron 101 autobuses.
15.000
7-5-2017 La Roda-Real Murcia
2.600
aficionados del Murcia invadieron La Roda en un partido clave para la clasificación grana para el 'playoff'.
2.600
3-5-2014 Hércules-Real Murcia
2.500
seguidores granas llenaron una de las gradas del Rico Pérez en plena pelea por el ascenso a Primera.
2.500
11-11-2010 Real Madrid-Real Murcia
2.200
murcianos acompañaron al Murcia de Iñaki Alonso al Bernabéu, en la vuelta de la cuarta ronda de Copa.

En el partido del destierro jugado dos semanas después, el Murcia de Eusebio Ríos derrotó por 3-0 a un Castilla en el que jugaban futbolistas como Ochotorena, Salguero, Chendo y Míchel. Los goles granas fueron anotados por Guina, que marcó dos, y Sebas. La afición grana dejó en la taquilla del estadio alicantino 2.615.000 pesetas, una millonada para la época, y más teniendo en cuenta que los socios del Murcia no pagaron. Comenzaba por entonces la década más gloriosa de una entidad que estuvo años después tres temporadas consecutivas en Primera División.

Desde entonces se habían producido grandes desplazamientos de aficionados en partidos importantes fuera de casa, pero no tan numerosos como aquel de 1982, ni tampoco como el del próximo domingo, que va a quedar registrado como una de las grandes desplazamientos granas. Hasta ahora, el segundo más importante por número, tras el referido de 1982, se había producido esta temporada. Fue el pasado 7 de mayo, cuando la afición grana invadió La Roda gracias a 2.600 murcianistas. La situación económica actual del club y la necesidad de un ascenso vital han hecho que el murcianismo esté latiendo con fuerza otra vez, en un momento crucial para la centenaria historia grana.

Después del de 1982 y el de La Roda, se sitúa en importancia el del 3 de mayo de 2014, con el Real Murcia inmerso en la lucha por ascender a Primera. 2.600 murcianistas, embarcados en 22 autobuses y cientos de coches particulares, tomaron también Alicante, aunque esta vez para jugar como visitantes. El equipo entrenado por Julio Velázquez y liderado en el campo por Kike García, se llevó la victoria por 2-3. Dos años después, el mismo estadio Rico Pérez fue testigo de otro gran desembarco de aficionados murcianistas. Fue el 23 de mayo de 2015, cuando el Murcia de Aira visitó el campo alicantino con motivo de la primera eliminatoria del 'playoff' de ascenso a Segunda. 1.600 murcianistas estuvieron en la grada presenciando un choque que acabó con empate a uno.

El Cartagonova, dentro del ámbito regional, también ha sido testigo de grandes desplazamientos de aficionados granas. El del 30 de abril de 2016, con el Murcia jugándose el primer puesto del grupo IV de Segunda B, se produjo el más numeroso de los últimos años, con otros 1.600 murcianistas desplazados hasta la ciudad portuaria. Aquel choque pasó a la historia negra grana, ya que el equipo que también entrenaba Aira perdió el partido ante su eterno rival y también el liderato, en favor del UCAM.

Pero además de los desplazamientos a campos cercanos, hay que destacar otros viajes masivos de aficionados a lugares más alejados. El 12 de mayo de 2007, cerca de 900 murcianistas se desplazaron al campo del Toralín, en Ponferrada, para presenciar el partido de Liga en Segunda entre el equipo local y el Murcia. Al equipo dirigido por Lucas Alcaraz le bastaba un empate para subir a Primera. Es el último ascenso del club grana a la máxima categoría del fútbol español, conseguido gracias a un gol de Iván Alonso que ya figura en la historia grana.

En los últimos 35 años, el tercer viaje más importante, después del de La Roda y el de Alicante de 2014, es el que la afición murciana protagonizó en diciembre de 2010 para ver al equipo en el Bernabéu. El Real Murcia, que por entonces también militaba en Segunda B y era dirigido por Iñaki Alonso, llegó hasta la cuarta ronda del 'playoff' y se enfrentó al equipo de Mourinho, Cristiano, Higuaín, Ramos y compañía. En la ida disputada en la Nueva Condomina el choque acabó 0-0. Para la vuelta, disputada entre semana, 2.200 murcianistas viajaron a Madrid para presenciar un choque que acabó 5-1 para el conjunto blanco.

Esa misma temporada, y con motivo de la eliminatoria de ascenso a Segunda disputada por el Lugo y el Murcia, 1.000 seguidores murcianos viajaron al Anxo Carro de la ciudad lucense. Los granas buscaban regresar al fútbol profesional después de que un año atrás perdieran la categoría en Girona. En la cita de Montilivi el Murcia tampoco estuvo solo, ya que 600 aficionados recorrieron 1.400 kilómetros en un fin de semana gris.

Los interesados en formar parte de la historia grana que aún no tengan su entrada la podrán adquirir hoy en el club. Será la última oportunidad. En Mestalla, el domingo, no habrá taquilla para la afición visitante.

Más

Fotos

Vídeos