Fútbol | Real Murcia

Máxima cautela en busca del '9'

Carlos Álvarez, Víctor Curto y Sergi Guardiola /LV
Carlos Álvarez, Víctor Curto y Sergi Guardiola / LV

El Murcia quiere hilar fino, sabe que el ascenso dependerá en parte del acierto en el fichaje del atacante. Los granas han dado en el clavo con el goleador en cursos anteriores, como cuando incorporaron a Carlos Álvarez o a la pareja Curto-Guardiola

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Es un bucle que se repite cada temporada. El club grana, necesitado de goleadores, acude todos los meses de enero al mercado invernal en busca de un '9' que tape las carencias y que empuje el balón al fondo de la red. Si el equipo grana lo hubiera tenido en las últimas semanas de la primera vuelta, podría haberse ido de vacaciones en lo más alto de la clasificación, disputándole el liderato al Cartagena de tú a tú. Partidos como el del 3 de diciembre en Sevilla ante el Betis B o el de una semana más tarde ante el Lorca Deportiva en la Nueva Condomina, dejaron en evidencia que el equipo, sin Víctor Curto, tiene un problema con la portería contraria. Ni Salva Chamorro, peleón pero errático, ni Pedro Martín, un claro ejemplo de irregularidad, han sustituido con éxito al tarraconés, lo que ha obligado al club que subraye en rojo el fichaje de un delantero en el listado de tareas pendientes.

Carlos Álvarez
2014-15. Llegó desde el Leganés de Segunda, donde no tenía sitio. En Murcia fue vital para Aira. 5 goles.
Víctor Curto
2016-17. Tras marcar 10 dianas con el Linares en la primera vuelta, repitió cifra con los granas. 10 goles.
Sergi Guardiola
2016-17. Jugó medio curso en Australia, donde solo logró 3 goles. En el Murcia explotó. 10 goles.

La entidad, ya sea con Pedro Gómez Carmona, que apunta a nuevo director deportivo, o con Deseado Flores, quien diseñó la plantilla millonaria que marcha en el quinto puesto del grupo IV, debe acertar en la contratación de un goleador, pieza clave para aspirar al ascenso a Segunda. El club grana, al menos, tiene como aval lo realizado en los últimos años, en los que sí acertó en este sentido. De hecho, los tres últimos delanteros contratados por el club en el mercado invernal dieron la talla y cumplieron con creces.

En enero de la campaña 2014-15 llegó Carlos Álvarez, delantero ovetense que rápidamente se acopló a su nuevo club y captó la filosofía de José Manuel Aira, su gran valedor, un técnico que, además de entrenar, abarcó la tarea de director deportivo. Álvarez, delantero poco técnico pero muy peleón, llegó del Leganés, al que con un gol acrobático llevó a Segunda en el 'playoff' de ascenso. El año siguiente, y una vez en el fútbol profesional, no tuvo la confianza de su entrenador, que solo lo alineó como titular en cinco partidos. En el Murcia logró 5 goles en la segunda vuelta y se ganó el respeto para la siguiente temporada, en la que anotó diez dianas más a lás órdenes de un Aira que, esta vez, no pudo hacer ningún fichaje en el mercado de invierno, marcado por el fallecimiento de Jesús Samper.

Sociedad letal

Lo de Víctor Curto y Sergi Guardiola la pasada campaña fue un acierto aún mayor ejecutado por Deseado Flores, que tiró de la cartera del Real Murcia para fichar a dos delanteros de los más cotizados en Segunda B. Víctor Curto había marcado 10 goles con el Linares y mantenía al equipo jienense en la zona alta de la tabla. Semanas cargadas de conversaciones y mensajes en la prensa, así como la rebeldía del delantero de Tarragona, que quería jugar sí o sí en el Murcia, hicieron posible su llegada a la Nueva Condomina. Curto no bajó el ritmo y anotó otros 10 goles en 16 partidos de Liga y 4 del 'playoff' de ascenso. Fue una de sus mejores temporadas, ya que entre el Linares y el Murcia marcó 20 goles en una campaña, cifra que igualó su mejor registro en el Alcoyano logrado en la temporada 2009-10.

Lo curioso de esta pareja letal fue que, aunque la competitividad entre ellos fue altísima e incluso discutieron en algún encuentro por tirar un penalti, acabaron entendiéndose a la perfección. Curto llegó a manifestar que él, debido a su experiencia, solo se limitaba a aconsejar a un Guardiola que, tras pegar varios bandazos en el fútbol español e internacional, logró 10 gles en 18 partidos con la camiseta del Murcia, registro solo superado por los 14 que marcó en el Eldense en la campaña 2014-15. Su media temporada en el equipo grana sirvió a Guardiola para encontrar su sitio en Segunda otra vez, defendiendo la camiseta de un Córdoba en el que suma 13 goles en un total de 20 partidos oficiales entre Liga y Copa.

Loreto, providencial

Antes de estos tres atacantes también llegaron al Real Murcia delanteros con la temporada empezada que funcionaron bien. Fue el caso, por ejemplo, de Loreto, que llegó solo en el mes de junio y para jugar el 'playoff'. Marcó 2 goles en 4 partidos y en las tres siguientes temporadas en Segunda continuó en vena goleadora, consiguiendo 34 goles. El argentino Rolando Zárate logró 6 goles en 21 partidos en su segundo año de grana, mientras que el inglés Noel Williams, en el curso del último ascenso grana a Primera, marcó 4 goles en 10 partidos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos