El mercado está cerrado para el Murcia

Dani Aquino, a la izquierda, De Lerma y Chumbi, tres de los jugadores que ha tanteado el club grana. / la verdad
Dani Aquino, a la izquierda, De Lerma y Chumbi, tres de los jugadores que ha tanteado el club grana. / la verdad

«No vamos a incorporar jugadores hasta que no se pague lo anterior», dice Toni Hernández, que negocia la rebaja de los sueldos de algunos futbolistas con contratoLa deuda pendiente con la AFE impide al club grana volcarse en los fichajes de la próxima temporada

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Toni Hernández, director deportivo del Murcia, no está disfrutando de un mes de junio plácido. El valenciano tiene varios frentes abiertos: está obligado a negociar la continuidad con cada uno de los futbolistas que tienen contrato en vigor con el equipo grana, y al mismo tiempo tiene que mirar de reojo al mercado de cara a armar un equipo para ascender a Segunda. En el primero de los casos, tanto el valenciano como Víctor Gálvez saben que es imposible asumir los emolumentos de los futbolistas de la primera plantilla que llegaron el pasado verano de la mano de Deseado Flores, cuyos sueldos están fuera de mercado.

Pero al mismo tiempo, el club grana debe abordar el pago de 630.000 euros a la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles) antes del 30 de junio si no quiere descender a Tercera. Una cantidad que podría reducir negociando aplazamientos con jugadores que esta campaña han vestido la camiseta grana. También habrá otros que digan que 'no', quienes querrán cobrar al menos una parte y otros que arrastran la deuda del año anterior y no podrán retirar la demanda para no perder su derecho al cobro. Entre los acreedores también se encuentran los jugadores despedidos por el Murcia en el pasado mercado invernal, que están molestos por las formas empleadas para su despido y que se fueron del club con tres mensualidades pendientes, que suman 118.743 euros, cantidad incluida en los 630.000 euros pendientes.

Con este panorama, Toni Hernández dice que «el Real Murcia no va a fichar jugadores hasta que no se arregle lo que hay pendiente. Estamos trabajando en ello, unos futbolistas se quedarán y otros se irán, cada uno tiene su particularidad». Por eso, y aunque ya han existido contactos con futbolistas que interesan para la próxima campaña, los fichajes en el Real Murcia tendrán que esperar algunos días más. Como el de De Lerma, un centrocampista al que Hernández ya tanteó el pasado mes de mayo y que jugó en el Toledo la pasada campaña. El extremeño, de 34 años, pasó por equipos como el Leganés, Levante B, Ceuta, Albacete, Nástic y Cartagena. Otro de los jugadores a los que ha tanteado el club grana ha sido Chumbi, delantero murciano que acaba su vinculación con el Lorca CF el próximo 30 de junio. Las lesiones dejaron sin jugar al aguileño la pasada campaña, aunque está en la última fase de su recuperación y podría estar listo para el arranque liguero. Eso sí, el exjugador del Almería, Albacete y Llagostera, entre otros, quiere que se aclare la situación institucional del Real Murcia para valorar en serio esta opción.

Además de los nombres de Miñaño (Hércules) y José Ruiz (Baleares), ambos con pasado en el Huracán Valencia de Toni Hernández, el futbolista que más enamora a Víctor Gálvez es Dani Aquino, aunque su vuelta a Murcia parece imposible. El delantero, que volvió a Murcia una vez que finalizó la Liga con el Racing de Santander, comentó a sus allegados que está como loco por volver a su tierra pero que ahora mismo la situación en el club grana no es la más propicia para su regreso. Eso sí, al interés del Real Murcia se ha sumado el Cádiz, que milita en Segunda y que ha puesto al goleador murciano en su punto de mira. El conjunto andaluz, en el que el director deportivo es el cartagenero Juan Carlos Cordero, podría aprovechar una cláusula que permite a Aquino salir del club cántabro a cambio de 30.000 euros, una cantidad irrisoria para un delantero que ha marcado 40 goles en las dos últimas campañas.

Molo dice adiós

El primer jugador de los que tenía contrato en vigor que ha decidido no seguir en el Real Murcia ha sido Molo. El almeriense tenía una opción hasta el 3 de julio para rescindir su contrato de forma unilateral con el club grana: «Llegó al club en el pasado mercado de invierno y en esta media campaña se ha convertido en uno de los hombres más importantes, tanto fuera como dentro del campo. Agradecemos su implicación y su trabajo diario», dijo el club grana ayer, a través de un comunicado oficial de despedida.

Molo ha jugado 12 partidos con la camiseta del Real Murcia y ha marcado un gol. En su decisión de abandonar el club grana ha pesado, sobre todo, la familia: «No ha sido una decisión económica, ha sido una decisión en la que ha primado volver a casa. Llevo 13 años fuera de Almería y este es el momento de regresar. No ha sido una decisión fácil, siempre querré que el Murcia ascienda. En tan poco tiempo le he cogido cariño a la gente y todo el mundo me ha tratado con respeto. Espero que la afición entienda mi decisión», dice el ya exgrana.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos