Fútbol | Real Murcia

«No soy un mercenario; lloré cuando decidí que dejaba el Murcia»

Elady Zorrilla en la Nueva Condomina. / Nacho García / AGM
Elady Zorrilla en la Nueva Condomina. / Nacho García / AGM

El exjugador jienense del Real Murcia dice adiós al club con el corazón roto: «Me jode que me insulten porque no me llevo ni un euro por los dos años que aún tenía de contrato»

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Elady Zorrilla tiene los nervios a flor de piel. Se nota al hablar con él solo unas horas más tarde de firmar su finiquito con el Real Murcia. En solo un año y medio ha dejado más amigos que enemigos, pero se va con mal sabor de boca: necesita seguir con su progresión, tiene ofertas de Segunda y del extranjero, aunque le duele dejar al equipo que lo ha dado a conocer en el fútbol profesional. Pero lo que peor lleva son las críticas de algunos murcianistas, que hace solo unas semanas lo aclamaban como un ídolo.

-¿Hace caso a las redes sociales?

-La gente piensa que me he portado muy mal, pero he pasado dos días muy malos, me fastidia mucho irme del Real Murcia, la gente no se lo imagina. El lunes hasta lloré. Aunque solo he estado un año y medio en este club, valoro mucho que me dio la oportunidad de crecer, de ponerme en el escaparate. Al Murcia y a su afición le tengo mucho cariño y me jode que algunos me insulten.

«Tengo familia, hice unas inversiones y no puedo cobrar otra vez 2.000 euros al mes»

«Alguno que antes decía que me quería ahora me dice 'perro'; solo pido que se pongan en mi lugar»

«Espero dejar la puerta medio abierta para volver, es un club que me dio la oportunidad de crecer»

-¿Se va perdiendo dinero?

-Me he sentido muy identificado con este club. No me llevo dinero del Murcia por los dos años que me quedaban de contrato con muy buenas condiciones económicas. Solo he cobrado hasta el día que he trabajado.

-¿Le pidieron que se bajara el sueldo un cincuenta por ciento?

-He hecho unas inversiones en mi vida y no puedo cobrar 2.000 euros. Me gané un sueldo mejor con mi trabajo y tras marcar 13 goles. Si no hubiera tenido que bajármelo tanto me hubiera quedado. Pero entiendo en la situación en la que está el club y por eso les dije a los gestores que yo no iba a ser un obstáculo ni lo iba a ahogar con mi contrato.

-El pasado diciembre el Mallorca ofreció 150.000 euros por usted. Y el Córdoba también preguntó.

-Tenía tres o cuatro cosas para irme que eran muy buenas. Pero no quise porque quería ascender con el Real Murcia. La gente no lo valora y algunos incluso te dicen 'perro' porque te vas. Hace un mes había gente que decía que me querían y ahora 'rajan' contra mí. No lo entiendo.

-A veces la gente no entiende que sois personas normales y corrientes, con vuestros problemas y con sueldos no muy elevados.

-Solo le digo a la gente que me critica que se ponga en mi lugar, que le pasara lo que me ha pasado a mí. Que piensen ellos qué harían si en sus trabajos les dicen que se bajen el sueldo a la mitad. No somos millonarios. Yo no he ganado dinero con el fútbol en todos estos años.

-¿Lo ha pasado mal esta campaña?

-Nadie se acuerda ya de todo lo que hemos sufrido de puertas para adentro. La gente podría ponerse un poco en nuestro lugar, creo que nos hemos ganado que nos respeten.

-¿Cómo fue la negociación?

-Quien me conoce sabe que no soy un mercenario. Me dijeron que me tenía que bajar el sueldo a la mitad y, aunque agradezco que el Murcia contara conmigo, no me lo podía permitir. Igual que entiendo que el Murcia no me pueda pagar lo que yo ganaba el año pasado, quiero que la gente entienda que yo no puedo volver a cobrar como en el Mancha Real.

-¿Necesita estabilidad?

-Tengo una familia, me voy a casar y debo mirar también por mí. Me llevo muchas cosas buenas de Murcia, sobre todo muchos amigos.

-¿Con qué momento de su paso por el Real Murcia se queda?

-Me quedo con mi renovación, fue un día precioso en el que noté el cariño de mucha gente, nunca llegué a imaginármelo. Y con el partido de Copa contra el Barcelona, fue espectacular ver así la Nueva Condomina. El Real Murcia demostró que es un club de Primera División.

-¿Y el más doloroso?

-La vuelta contra el Valencia Mestalla en el 'playoff' de la pasada campaña. Este año sabíamos que remontar en Elche era muy difícil, pero el año pasado pensábamos que lo íbamos a conseguir contra el Mestalla. Fue un momento complicado.

-Ha sido uno de los jugadores más queridos dentro del vestuario.

-Estábamos muy unidos. Despidiéndome el lunes de algunos compañeros se me saltaron hasta las lágrimas. Son gente a la que quiero mucho, como hermanos. Entre nosotros ha habido una relación especial, aunque seamos compañeros de trabajo.

-¿Volverá alguna vez al Murcia?

-Me gustaría dejar la puerta medio abierta para regresar en un futuro. Es un sitio al que me encantaría volver alguna vez. Me he sentido muy bien. Si no hubiera sido por los problemas externos que hemos tenido, hubiera estado mejor en el terreno de juego. Tengo que aprovechar un par de años para después volver

-De los cinco entrenadores que ha tenido aquí, ¿con quién se queda?

-Con Salmerón. Porque logró una cosa espectacular uniendo a un vestuario al que era complicado aguantar por los problemas de cobros que estábamos sufriendo. Aguantó y puso buena cara siempre, siendo muy positivo y queriendo tirar para adelante. Gestionó el vestuario como poca gente he visto en mi vida.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos