Fútbol | Real Murcia

Todos miran al Murcia y al Extremadura

Salva Chamorro, durante su presentación.
Salva Chamorro, durante su presentación. / LV

Los dos han contratado sin reparar en gastos y parten como favoritos en una Segunda B que arranca mañana

ALBERTO GÓMEZMurcia

Mañana comenzará una nueva temporada en Segunda B, una campaña con un protagonismo especial para los equipos de la Región en el grupo IV. Lo primero, por contar con cinco representantes y, lo segundo, porque sus conjuntos tienen aspiraciones de ascenso. Es el caso de Real Murcia, Cartagena y UCAM. Los granas no solo tienen entre ceja y ceja volver a jugar por cuarta temporada consecutiva las eliminatorias para volver a Segunda, sino que se han marcado como objetivo inexcusable ser campeones de grupo para tener las mayores garantías de éxito. El ejercicio anterior lograron el ascenso todos los primeros y Deseado Flores quiere repetir la fórmula.

No en vano, los murcianistas llevan realizados 14 fichajes y todavía están a expensas de cerrar más refuerzos. El equipo de la Nueva Condomina no ha escatimado en esfuerzos económicos y saldrá a pelear a tumba abierta desde la primera jornada por acabar primero. Eso sí, el Murcia tendrá competencia para lograr su máximo objetivo, ya que el Cartagena y el UCAM no se lo pondrán fácil. Los primeros están esperando contratar un delantero para cerrar su plantilla, un grupo que cuenta con la base defensiva del año pasado y ha incorporado primeros espadas como Pau Torres para la portería y Aketxe para la delantera. El UCAM, por su parte, ha dado un salto de calidad con sus últimos fichajes. Rafa Páez, David López, Urko Arroyo y Arturo llegan a La Condomina para pelear por el ascenso.

Con Jumilla y Lorca Deportiva con proyectos más modestos, especialmente el de la Ciudad del Sol, la otra comunidad que cuenta con más aspirantes al ascenso es Extremadura. En Almendralejo han seguido las mismas trazas que el Murcia y han llevado a cabo una revolución sin reparar en gastos. El Extremadura ha realizado 17 fichajes. Destacan los ex del Lorca FC Pardo y Borja García, así como los puntas Kike Márquez y Airam Cabrera. Además, los blaugranas cambiaron esta pretemporada de técnico. Se fue Juan Sabas y llegó Agustín Izquierdo.

Finalmente, el filial grana no jugará en la Nueva Condomina, como se esperaba El San Roque no penalizará al Murcia por pagar con retraso el traspaso de Aguilera

Otra revolución la han llevado a cabo en Mérida. Con Mehdi Nafti en el banquillo los romanos han realizado hasta 17 fichajes. Entre ellos, Juanlu Hens, del Cartagena, Santi Villa, Julio de Dios, Juan Esnáider y Javi Gómez. Villanovense, Recreativo, Marbella y Granada B son otros equipos que parten con aspiraciones.

Malestar en el Imperial

Por otra parte, las aguas bajan revueltas en el Real Murcia Imperial. Los integrantes del filial murcianista no han cobrado la nómina correspondiente a julio, a pesar de que llevan entrenando desde el día 12 de ese mes a las órdenes de Víctor Basadre, técnico del equipo tras su polémico fichaje desde el Cartagena B. Los retrasos en los pagos del Imperial se demoran en el tiempo. De hecho, el club todavía tiene pendiente el abono de la última mensualidad a varios jugadores de la temporada anterior. Solo cobraron aquellos que denunciaron a la entidad grana ante la AFE. En estos casos la directiva de Moro sí se apresuró a pagar las deudas pendientes para evitar que el Murcia tuviera problemas de descenso a Tercera por impago a jugadores.

Otros que tuvieron que esperar para cobrar fueron los miembros del cuerpo técnico del equipo juvenil de División de Honor. En julio se les abonó la nómina del último mes que trabajaron, que fue abril. En el caso del Imperial, Deseado Flores, apoyado en gente de su confianza como José Antonio García Franco, se encargó de diseñar la nueva plantilla con un perfil económico más bajo que el de la temporada pasada. Además, desde el club ofrecieron a los jugadores del filial disputar los partidos como locales en la Nueva Condomina, pero la medida no se va a llevar a efecto, lo que también ha despertado malestar en el filial murcianista. Los jugadores no descartan llevar a cabo medidas de protesta si los incumplimientos continúan en el futuro.

Con el que no tendrá problemas el equipo grana será con el San Roque de Lepe. La directiva del conjunto onubense ha decidido finalmente no denunciar al Murcia por pagar los 6.000 euros correspondientes al traspaso del delantero Pablo Aguilera con un mes de retraso. En el contrato firmado entre los clubes se recogió una cláusula en la que los pimentoneros tendrían que asumir un pago adicional de 19.000 euros si no abonaban lo acordado por el fichaje del ariete el 30 de junio como muy tarde. El equipo de Moro Martín pagó fuera de plazo, pero los leperos han optado por no tomar medidas.

Romero, al Badajoz

En el capítulo de bajas, el Real Murcia acordó ayer la cesión del centrocampista Álvaro Romero al Badajoz. El jugador, fichado por los granas en el último mercado invernal desde el Arenas de Getxo, estuvo a préstamo en el Jumilla y ahora lo hará en tierras pacenses. Los murcianistas siguen a expensas de cerrar las salidas de Borja Gómez e Isi, que interesan al Logroñés y la Ponferradina, respectivamente. Los riojanos, por otra parte, hicieron oficial la contratación de Rayco después de que se desvinculara del Murcia. Deseado Flores está buscando un central y dos futbolistas sub 23 para completar su plantilla.

Fotos

Vídeos