Moro y De la Vega, cara a cara con el TAS

Raúl Moro y Mauricio de la Vega./LV
Raúl Moro y Mauricio de la Vega. / LV

El Tribunal escuchará hoy a los dos en Madrid, antes de decidir quién es el dueño del Murcia

ALBERTO GÓMEZMurcia

El procedimiento que se sigue en el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) para decidir quién es el dueño del Real Murcia vivirá hoy un nuevo capítulo. Los empresarios Mauricio García de la Vega y Raúl Moro están citados en una oficina del TAS en Madrid para exponer en una audiencia, que dará comienzo a las diez de la mañana, los motivos por los que cada uno se considera el legítimo propietario del club grana.

La cita de hoy se prevé que se prolongue durante varias horas. De la Vega y Raúl Moro comparecerán ante el árbitro español del Tribunal que dictará el laudo en el que fijará, tras analizar toda la documentación aportada por las partes, cuál es a su entender el verdadero dueño del Murcia. Una vez se realice la audiencia de esta mañana en Madrid, la resolución arbitral se espera que se produzca en unos 15 días, por lo que alrededor del 10 de agosto es posible que se conozca el fallo del TAS y con ello se aclare el lío que envuelve a los pimentoneros sobre quién es su propietario.

Tras tomar declaración a ambas partes, se prevé que tarde unos quince días en ofrecer una resolución que podría suponer la salida de los Gálvez del club

El abogado de Moro pidió al Tribunal que no dictara su laudo hasta que se resolviera una denuncia por estafa interpuesta por el extremeño contra De la Vega. Como publicó 'La Verdad' el 11 de julio, dicho procedimiento fue archivado por parte de la titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Murcia por medio de un auto dictado el pasado 5 de junio.

El árbitro del TAS consultó a Raúl Moro y De la Vega si se oponían a la celebración de una audiencia en la que cada uno pudiera aportar los documentos y pruebas que estimara oportunos para demostrar quién es el dueño del Real Murcia. Ni el empresario extremeño ni el mexicano se negaron a que se celebrara este encuentro, que es el que tendrá lugar hoy.

Con Armando Ortiz

En la audiencia pueden intervenir testigos que avalen la versión que exponga una u otra parte. De esta forma, es probable que el capitán grana Armando Ortiz acuda a la cita en calidad de testigo de la parte de Moro. El jugador murciano ya acudió a la vista celebrada el 18 de julio en el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Murcia en la que se anuló, a petición de De la Vega, el lanzamiento de préstamos participativos acordado en la Junta de Accionistas del Murcia del 11 de abril. Finalmente Armando no tuvo que intervenir.

De la Vega tratará hoy de demostrar que el Real Murcia es suyo desde que el 7 de marzo ejecutó una opción de compra que aparecía en una cláusula del contrato privado que suscribió con Raúl Moro en diciembre de 2017. Sin embargo, el extremeño revocó los acuerdos recogidos en ese documento al entender que el contrato había sido incumplido por el mexicano y que, por tanto, las obligaciones contraídas quedaban sin efecto. Moro entendió que tenía total libertad para negociar con otro interesado en adquirir el club, como fue el caso de Víctor Gálvez, al frente del club en estos momentos.

Moro intentará hoy demostrar que De la Vega incumplió el contrato, entre otras cuestiones, porque la plantilla de jugadores acumuló tres nóminas impagadas durante la etapa que estuvo al frente del club como gestor y porque no abordó una cantidad próxima a los 400.000 euros que el mexicano se comprometió a invertir en el equipo para afrontar los gastos ordinarios de la entidad.

El procedimiento en el TAS se inició por una denuncia interpuesta por Mauricio García a mediados de mayo para que fuera un árbitro del Tribunal el que determinara quién era el dueño del Murcia. Por otra parte, el Consejo Superior de Deportes inscribió a nombre de Corporación Empresarial Augusta, mercantil de la que Moro es el administrador único, las acciones del Murcia que el extremeño compró a Gonzalo Samper el verano pasado por 150.000 euros. Ese paquete accionarial es el que reclama De la Vega y es el que Gálvez compró en abril.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos