El Murcia se centra en la Liga tras el vendaval

Sesión de trabajo de la plantilla grana, el pasado viernes, en las instalaciones de Cobatillas. / Javier Carrión / AGM
Sesión de trabajo de la plantilla grana, el pasado viernes, en las instalaciones de Cobatillas. / Javier Carrión / AGM

Los de Herrero debutan en Sanlúcar, tras un verano perturbado por la lucha en los despachos y las demandas

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

Tras una semana volcánica, presidida por el pulso de los gestores del club grana con el Betis de Valladolid, Víctor Basadre, Salmerón y el resto de acreedores del Real Murcia a los que hizo frente Víctor Gálvez, llega la Liga, el verdadero hábitat de un equipo concebido para buscar el primer puesto del grupo IV y el ascenso a Segunda. El vendaval de los últimos días afectó incluso a Manolo Herrero, que no supo hasta última hora del viernes que podría dirigir a su equipo desde el banquillo. No se libraron ni los jugadores, cuyas fichas no fueron tramitadas hasta 48 horas antes del estreno en Sanlúcar de Barrameda, con lo que la tormenta se dejó notar hasta en Cobatillas.

Aunque los futbolistas se suelen aislar y meterse en una burbuja que les distancia del exterior, la plantilla grana ha asistido en primera línea de fuego, y en apenas un mes y medio de pretemporada, a una guerra enconada por la propiedad del club, con resoluciones del TAS y CSD de por medio, y también a unos días de incertidumbre en los que parecía que todo pendía de un hilo. Hasta Armando, uno de los capitanes de la plantilla, pasó por el juzgado dos veces y hasta dejó de entrenar en sendas ocasiones para tomar parte en la disputa.

Estadio y hora
El Palmar, 20.30 horas.
Árbitro
Conejero Sánchez (Comité extremeño).

Lo que ha pasado este verano en el Murcia es suficiente para que los nuevos se hayan dado cuenta que esta temporada van a defender la camiseta de un histórico acuciado por su gigantesca, que no tiene tiempo para probaturas. Ya no hace falta que nadie les adoctrine sobre cuál es el objetivo y dónde debe acabar el Real Murcia esta temporada. Al equipo grana no le vale el segundo puesto del grupo, tras ser diseñado, a base de talonario y contratos de Segunda, para ser campeón de grupo y ascender. La exigencia, además de la historia, la marca el presupuesto, quizás el más alto de la Segunda B, descontando a algunos filiales y a los recién descendidos, que cuentan con ayuda de la Liga.

Hugo Álvarez o Dani Pérez, y jugar con uno o dos delanteros, las dudas del entrenador grana

Tras todo el ruido en los despachos y las instancias judiciales, la incógnita ahora es saber cómo competirá el Real Murcia esta tarde, cómo le afectará todo lo sucedido alrededor, qué equipo inicial pondrá Herrero en liza ante el Sanluqueño, en qué medida afectará la baja de Juanma Bravo y cómo será el Sanluqueño, un equipo cargado de energía tras su ascenso desde Tercera. El primer rival grana está cargado de energía positiva, mientras que el Murcia volverá a intentar salir, por cuarta temporada consecutiva, del sótano del fútbol español. Un dato que invita a la reflexión en un club que ha pasado gran parte de su existencia entre Segunda y Primera y que se acostumbra, de forma peligrosa, a sobrevivir en una categoría que nunca le perteneció.

Curto, fuera de la lista

En la convocatoria que elaboró ayer Herrero apenas hay sorpresas. Solo la baja definitiva de Víctor Curto, que arrastró molestias durante toda la semana, y la de Juanma Bravo, a quien el Real Murcia no hará ficha del primer equipo. Dos bastiones importantes, y más tras una pretemporada en la que el goleador tarraconense apuntaba a delantero titular y el canterano demostró haber madurado y estar por delante, en juego y fundamentos futbolísticos, de Armando y Miñano, menos acertados este verano que su compañero.

El dato

19 jugadores son los que tiene Herrero en su plantilla. Tras las bajas de Curto, Chumbi y Leal, el técnico jienense ha tenido que convocar para el estreno a los canteranos Josema y Palazón, del filial.

O el Murcia ingresa una cantidad importante por la venta de Bravo, o la salida de la perla de la cantera y la llegada de un jugador más caro será poco justificable para Toni Hernández, director deportivo grana. Chumbi y Leal tampoco estarán hoy por lesión, mientras que las noticias positivas son la recuperación de Alfaro, tocado, y la presencia en la convocatoria de los canteranos Josema y Palazón. En lo táctico, la gran incógnita es saber si para el estreno en un campo pequeño y exigente Herrero se decantará por el sistema que más le gusta, con solo dos centrocampistas de contención y dos delanteros, o si, por el contrario, refuerza más la parcela ancha con un tercer pivote, que podría ser Armando o Álex Corredera. Jugando con dos delanteros esta pretemporada su Murcia ha mostrado su mejor versión ante otros equipos de Segunda B, como el Jumilla, El Ejido, Alcoyano y en la segunda parte ante el Hércules, pese a perder.

Otra de las dudas es saber si Herrero apostará ya por Hugo Álvarez, un central que solo ha disputado el último amistoso de la preparación y que podría sentar en el banquillo a Dani Pérez, un zaguero que dejó algunas dudas durante la preparación veraniega. Si Herrero apuesta por el once más ofensivo jugará con Mackay, José Ruiz, Hugo Álvarez, Charlie y Forniés atrás, con Maestre y Miñano en la medular. Alfaro y Pena serán los extremos, mientras que Dani Aquino y Manel jugarán arriba. En cambio, si decide arrancar con más precauciones, Armando o Corredera tendrían opciones de ser titulares y Aquino jugaría solo en la punta.

El equipo grana tendrá enfrente a un Sanluqueño rocoso, que cuenta en sus filas con Abel Gómez, que ha conseguido, a sus 36 años, seis ascensos, dos de ellos con dos de los tres equipos murcianos en los que ha militado. En 2007 subió con el Murcia de Alcaraz a Primera, mientras que en 2017 lo hizo con el Lorca FC a Segunda. También jugó en el UCAM.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos