Fútbol | Real Murcia

El Murcia echa el ancla en la tela de araña del tercer escalón

Aguilar celebra el gol del ascenso en Granada en el 2000./LV
Aguilar celebra el gol del ascenso en Granada en el 2000. / LV

El gol de Pepe Aguilar en Granada, en junio del año 2000, puso fin a cuatro años de ostracismo en la división de bronce del fútbol español. Los granas jugarán por primera vez cinco temporadas seguidas en la Segunda B, una categoría en la que suman once presencias, después de más de un siglo de historia

JOSÉ OTÓN y A. GÓMEZMurcia

El Real Murcia va a disputar a partir del próximo mes de agosto su decimosegunda temporada en Segunda B en más de cien años de historia. Una marca impropia de un club que ha militado durante casi toda su vida entre Primera y Segunda División. Últimamente el conjunto grana se está acostumbrando, peligrosamente, a codearse con equipos sin tanto palmarés que están lejos del hábitat natural grana.

Tras militar 18 campañas en la máxima categoría nacional y 53 en el segundo escalón, el club que preside Víctor Gálvez se dispone a afrontar, por primera vez en su historia, la quinta campaña consecutiva en Segunda B. Una mala racha que arrancó en el verano de 2014, cuando la Liga descendió al club grana por no cumplir con las exigencias económicas de la organización formada por todos los equipos del fútbol profesional español, que preside Javier Tebas. Desde entonces el club más antiguo de la Región se ha clasificado siempre para el 'playoff' de ascenso a Segunda, aunque como mucho ha llegado a la segunda eliminatoria y nunca se ha acercado de verdad al ascenso. De hecho, en estos últimos cuatro años no ha conseguido ser campeón de su grupo nunca, lo que ha hecho que sus posibilidades de ascenso hayan disminuido considerablemente.

Cuatro cursos antes de Samper

Campaña 1996-97
Entrenado por Mora y Felipe Mesones, acabó la Liga decimotercero en el grupo III.
Campaña 1997-98
El Murcia, dirigido por Vicente Carlos Campillo, acabó octavo en el grupo IV.
Campaña 1998-99
Fabri, Simón, Benigno Sánchez y Chato González dirigieron a un Murcia que jugó el 'playoff' de ascenso tras acabar cuarto en el grupo III.
Campaña 1999-00
El Murcia, con Crispi en el banquillo, logró ascender a Segunda tras ganar en Granada en un duelo que hizo historia.

El Real Murcia se ha rodeado de excusas estos años para justificar los últimos fracasos a la hora de intentar ascender. En la primera campaña en Segunda B de esta última etapa, tras el descenso administrativo de 2014 y después de ser encuadrado en el grupo I formado por equipos leoneses, gallegos, asturianos y cántabros, Aira se tuvo que conformar con hacer un equipo de circunstancias, a una semana de empezar la Liga y con futbolistas que estaban sin equipo o salían de alguna lesión.

El actual Murcia ya no es un equipo dominador en Segunda B, donde antes ascender era obligatorio

Había coartada. Tras ser segundo en la liga regular por detrás del Oviedo, cayó en la primera ronda del 'playoff' ante el Hércules. El segundo proyecto de Aira en el equipo grana acabó de la misma forma, en una temporada marcada por el fallecimiento de Samper y la pérdida del liderato en favor del UCAM en la penúltima jornada de Liga disputada en el Cartagonova. Aira fue sustituido por Acciari después de perder el liderato, pero el Murcia cayó en el 'playoff, también en la primera ronda, ante el Toledo de Onésimo, que llegaba al 'playoff' como cuarto.

Tras el descenso de Tebas

Campaña 2014-15
El Murcia jugó en el grupo I y cayó ante el Hércules a las primeras de cambio.
Campaña 2015-16
El Toledo se interpuso en el camino a Segunda
Campaña 2016-17
Vicente Mir reactivó al Murcia al final, pero cayó en la segunda ronda del 'playoff' ante el Valencia Mestalla.
Campaña 2017-18
El equipo grana acabó tercero en la Liga, pero ha caído ante el Elche en el 'playoff'.

En la tercera campaña consecutiva del Murcia en Segunda B el encargado de dirigir al equipo grana fue el murciano Paco García, que contó con una plantilla de bajo coste diseñada por Fernández Romo y que no terminó de mostrarse como un equipo solvente fuera de casa y capaz de pelear por el ascenso. Hasta la llegada de Vicente Mir y de una increíble racha final en la liga regular que le llevó al 'playoff' como segundo, incluso oliendo de cerca el liderato. El Murcia, a diferencia de los dos años anteriores, pasó la primera ronda después de eliminar al Pontevedra tras un gran partido de ida en Pasarón, aunque en la segunda eliminatoria, y con 5.000 murcianistas en Mestalla, el equipo grana mostró su fragilidad ante el filial valencianista. Hace nueve días el Murcia de Salmerón volvió a caer en la primera ronda ante el Elche, aunque el fracaso se coció durante las semanas anteriores, cuando los granas se conformaron con un tercer puesto que les llevó a toparse con el rival más fuerte posible.

Un leve paso por Tercera

Por lo tanto, cuando el Real Murcia arranque el curso 2018-19 habrá 'conseguido' un récord negativo histórico: jugar por primera vez en su historia cinco campañas consecutivas en Segunda B. Antes, entre 1996 y 2000, el Real Murcia protagonizó otra etapa negra que se cerró con un ascenso a Segunda en Los Cármenes que fue la primera piedra para una década grana más productiva, entre Primera y Segunda, que acabó en el convulso verano de 2014.

En las campañas 1996-97 y 1997-98 el Murcia no logró ni jugar la fase de grupos para subir a Segunda

Curiosamente, el germen de la primera gran época negra del Murcia en el tercer escalón arrancó con otro descenso administrativo a Segunda B, esta vez por no convertirse en sociedad anónima deportiva en el verano de 1992. Aunque el club grana pudo volver de forma rápida a Segunda de la mano de Vicente Carlos Campillo solo unos meses más tarde, volvió a caer a la Segunda B. Pero lo peor estaba por llegar ya que el club grana tocó fondo tras caer a Tercera en un año negro en el que pasaron por el banquillo Vidaña, Salvador Férez y Eduardo Chato González. Pero el Murcia solo tardó un año en escapar del grupo XIII antes de disputar cuatro temporadas consecutivas en Segunda B.

En la campaña 1996-97 el Real Murcia intentó ascender con Pedro Valentín Mora y Fernando Rovira en el banquillo, pero acabó la campaña decimotercero en el grupo III. Un año más tarde, en la temporada 1997-98 y con Vicente Carlos Campillo dirigiendo al Murcia, el equipo grana terminó octavo en el grupo IV, mientras que unn año más tarde el conjunto murciano sí jugó el 'playoff' de la mano de Eduardo Chato González, aunque no consiguió ascender.

Fue en la siguiente temporada, en la campaña 1999-00 y ya con Jesús Samper a los mandos del Real Murcia, cuando los granas ascendieron a Segunda en Los Cármenes, en mayo de 2000. Tras este ascenso al fútbol profesional y, después de tres campañas en el segundo escalón del fútbol español, el Murcia ascendió a Primera en la temporada 2002-03 de la mano de David Vidal. Una quimera para un club que no ha dejado de soñar con volver a mostrar su jerarquía y salir de un lugar que no es el suyo.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos