Un Murcia con escaso acento murciano

Entrenamiento del Real Murcia en Cobatillas, el martes. / vicente vicéns / agm
Entrenamiento del Real Murcia en Cobatillas, el martes. / vicente vicéns / agm

Solo Armando y Aquino tienen asegurada la permanencia en un equipo en el que Juanma Bravo, Simón Ballester y Adrián Montesinos están más fuera que dentro

ALBERTO GÓMEZ MURCIA

Tanto la anterior directiva del Real Murcia como la actual han señalado en más de una ocasión que el futuro de la entidad grana quieren que pase por la cantera. Esta idea, siempre que la expresan los mandatarios del primer equipo de la Región despierta expectación entre los aficionados que desean ver defendiendo la camiseta pimentonera a jugadores murcianos. Dentro de este colectivo, tienen asegurada su permanencia en el conjunto que entrena Manolo Herrero el centrocampista Armando y el delantero Dani Aquino. El primero completará su quinta temporada consecutiva con los granas.

Aquino, por su parte, volverá a jugar en la Nueva Condomina siete años después y será la piedra angular sobre la que se asiente deportivamente el nuevo proyecto que están cimentando el presidente Víctor Gálvez y el director general Toni Hernández. En la plantilla murcianista existen más jugadores de la tierra, pero su continuidad está en el aire. El caso más claro es el del centrocampista Juanma Bravo, quien tiene contrato con los pimentoneros hasta 2021, pero es muy posible que termine abandonando el proyecto que liderará Herrero.

El Córdoba ha hecho una apuesta muy importante para contar con sus servicios. Toni Hernández admitió que el club ha recibido ofertas interesantes por el jugador. Dos equipos de Primera también han trasladado su interés. Junto a Juanma Bravo, otros murcianos pueden estar fuera del Murcia en las próximas semanas. Parece imposible la continuidad de Simón Ballester. La última temporada actuó como cedido en el Lorca Deportiva. Tiene contrato con el Murcia hasta 2020, después de renovar por tres años en 2017, pero las contrataciones de Mackay y Tanis, tras la baja de Biel Ribas y la cesión de Alejandro Santomé al Talavera complican que el portero murciano pueda continuar.

El equipo pimentonero ya vio como el verano pasado se marchaban jugadores de la tierra. Fueron los casos de Isi, Juanjo, Josema, Javi Saura y Roberto Alarcón. Las próximas semanas serán claves para la continuidad de varios canteranos. Manolo Herrero manifestó tras el primer entrenamiento de la pretemporada que quiere ver a los jóvenes y tomará una decisión en función de lo que demuestren los jugadores en las sesiones de trabajo y en los partidos amistosos programados.

Con el primer equipo del Real Murcia están entrenando Adrián Montesinos, Escribano, Josema, Pablo Aguilera, Renato, Pablo Martínez, Carlos Palazón, Víctor Meseguer y Domingo Pujante. El primero tiene contrato hasta 2019 y el último ejercicio estuvo cedido la primera vuelta en el Jumilla y la segunda jugó en el Imperial. También hasta 2019 tiene vinculación Aguilera, quien la temporada pasada estuvo cedido en el San Fernando y el Linares.

En los casos de Meseguer y Pujante, se trata de futbolistas que deslumbraron los últimos meses en el juvenil A grana y el próximo año, como mínimo, serán protagonistas en el Imperial. El filial murcianista también ha cerrado las contrataciones de Santi Bernal, Pablo Martínez, Franju y Samu. Por contra, el brasileño Gabri Silva se despidió ayer del Murcia en las redes sociales después de rescindir su contrato. Puso fin de esta manera a una etapa de siete años en el equipo grana. El futbolista ha despertado el interés de otros equipos de la Región, como el UCAM.

Demanda de Biel Ribas

Por otro lado, después de que el lunes Toni Hernández entregara la carta de despido a Biel Ribas, los abogados del portero balear presentaron el martes en los tribunales una demanda por despido improcedente. El exguardameta pimentonero pide el cobro de la temporada que le quedaba de contrato con los granas, unos 75.000 euros, más otras cantidades en concepto de los premios por consecución de objetivos que aparecían en varias cláusulas del contrato que firmó el verano pasado. En total, Ribas reclama el cobro de más de 100.000 euros. Los abogados de Gálvez intentarán llegar a un acuerdo con el jugador antes de que se señale el juicio.

La Liga arranca el 26 de agosto con el Talavera en el grupo IV

El grupo cuarto de Segunda B estará formado la próxima campaña por los cinco equipos de la Región (Cartagena, UCAM, Real Murcia, Jumilla y Lorca FC), diez conjuntos de Andalucía, tres de Extremadura, el Melilla y el Talavera. Así se decidió ayer en la reunión de la Comisión de Segunda de la Federación Española. La propuesta murciana era incluir al Conquense en lugar del Las Palmas Atlético, pero finalmente se aprobó la opción del Talavera por 52 votos de 80 posibles. La liga arrancará el fin de semana del 25 y el 26 de agosto. Ayer también se acordó que todas las fichas de los equipos de la categoría de bronce tendrán que ser profesionales y no un mínimo de diez, como venía sucediendo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos