Fútbol | Segunda B

El Murcia estrena año con anhelo de estabilidad

Entrenamiento del Real Murcia, en Cobatillas./Vicente Vicéns / AGM
Entrenamiento del Real Murcia, en Cobatillas. / Vicente Vicéns / AGM

El equipo grana está a la espera de saber quién será su cuarto presidente desde finales de 2015; en este tiempo han desfilado 13 consejeros, 7 entrenadores y 79 futbolistas

ALBERTO GÓMEZMURCIA

Año nuevo, vida nueva. Es la proclama más repetida en este arranque de 2018. En el caso del Real Murcia, ciertamente, la llegada de enero va a traer novedades, después de que el 26 de diciembre de 2017 se hiciera oficial el traspaso de poder en la cúpula del club, según el cual el empresario mexicano Mauricio García de la Vega se convertió en el dueño del club murcianista.

Con el desembarco del equipo de este representante de jugadores, el Consejo de Administración del Murcia vivirá su enésima renovación. En la actualidad siguen como consejeros Raúl Moro, como presidente en funciones; Deseado Flores, como consejero delegado, y Miguel Martínez.

El primero no va a continuar en el órgano de gobierno del club y la continuidad del resto de componentes dependerá, en buena medida, del criterio que sostenga García de la Vega. La intención de la directiva actual es que el siguiente presidente sea de la tierra y tenga una fuerte vinculación con la sociedad murciana, pero en los próximos días se conocerá la opinión de Mauricio García al respecto. En cualquier caso, el club grana se encuentra a las puertas de recibir al que será su cuarto presidente en poco más de dos años. Desde que en diciembre de 2015 se produjera la repentina pérdida de Jesús Samper, los dirigentes del equipo han ido desfilando de forma frenética. El abogado Guillermo Martínez Abarca fue el presidente de transición tras la pérdida de Samper. Fue nombrado el 5 de enero de 2016. A día de hoy, es presidente Moro, pero su etapa está amortizada a la espera de conocer cuál será su sustituto.

Desde la Navidad de 2015, el Real Murcia vive en una montaña rusa. Al cuarto presidente que está por llegar de forma inminente le han precedido otros 13 consejeros. El fallecimiento de Jesús Samper supuso la marcha también de su hermano Juan Antonio y su hijo Gonzalo. Después, han pasado Víctor Alonso, Romeo Cotorruelo, Miguel Martínez, Enrique López, Juan Guillamón, Domingo Pascual, Gustavo Pomar, Manuel Gimeno, Stefan Settels, José Carrilero y Deseado Flores.

La inestabilidad al más alto nivel se ha trasladado también al césped. En dos años el Murcia ha tenido 7 entrenadores. El último en empezar y acabar una temporada ha sido el leonés José Manuel Aira después del descenso administrativo a Segunda B que se produjo el verano de 2014. A él le sustituyó para los tres últimos partidos de la temporada 2015-16 José Luis Acciari y después actuaron como técnicos Paco García, Vicente Mir, Manolo Sanlúcar, Víctor Basadre y José María Salmerón, el actual.

Los cambios constantes y la falta de sosiego en la que vive el Murcia se muestra bien a las claras en la cantidad de jugadores que han pasado por el club desde finales de 2015. Han participado con los granas 79. Durante el ejercicio 2015-16 lo hicieron 21. En la temporada actual ya han actuado 24 futbolistas contando a Nadjib, que se ha marchado tras cancelar el Tenerife su cesión; al portero Santomé, que solo ha actuado hasta el momento en Copa, pero no ha debutado en Liga; y a los canteranos Renato, Escribano y Adrián Melgar que debutaron con el primer equipo murcianista en la eliminatoria copera frente al Barcelona.

El ejercicio que se lleva la palma en cuanto a jugadores que desfilaron por Nueva Condomina fue el pasado. Durante la temporada 2016-17 jugaron 34 futbolistas con el Real Murcia. En el verano de 2016, Guillermo Fernández Romo, director deportivo murcianista, realizó 15 fichajes y en el mercado invernal, con la llegada de Raúl Moro y Deseado Flores, se realizaron otras 11 incorporaciones. En los 79 jugadores que han actuado con los pimentoneros desde finales de 2015 no están contados el extremo ÁlvaroRomero y el delantero Adrián Wojcik porque fueron fichados, pero no llegaron a debutar con los granas.

Ahora, con la llegada del grupo de Mauricio García de la Vega hasta 2019, el Real Murcia tratará de vivir, como mínimo, dos años alejado de los cambios constantes y los golpes de timón en los que lleva instalado el primer equipo de la Región desde la desaparición de Samper.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos