El Murcia tiene que pagar 110.000 euros para inscribir a Molo y Carlos Martínez

José Otón
JOSÉ OTÓNMurcia

El Betis de Valladolid ha hecho una nota pública para comunicar que ha denunciado al Real Murcia por el impago de uno de los plazos de los derechos de formación de Sergio Escudero, ahora jugador del Sevilla. Ese pago que el equipo pimentonero debe al vallisoletano se remonta al traspaso del lateral izquierdo al Schalke 04 en el verano de 2010. El equipo pucelano ha anunciado el impago de 15.000 euros, cantidad que el club que ahora dirige el mejicano Mauricio García de la Vega debía realizar antes del 30 de diciembre de una deuda total de 50.000.

Tal y como adelantó 'La Verdad' el pasado domingo, para poder inscribir a Molo y Carlos Martínez, los fichajes de invierno realizados hasta ahora por el Murcia, el club pimentonero deberá llegar a un acuerdo con el equipo vallisoletano, además de con Wilson Cuero y Manolo Sanlúcar para hacer frente a una deuda total que asciende a 110.000 euros. Si no paga esa cantidad antes del próximo miércoles, el Murcia no podrá contar con sus dos últimos fichajes durante lo que resta de temporada ni lógicamente podrá hacer nuevas contrataciones en lo que resta de mercado de invierno.

Salmerón saca nota

Por otra parte, José María Salmerón, el actual entrenador del Real Murcia, tiene algunas espinas clavadas, ya que el almeriense se siente incomprendido en algunos aspectos. Pese a sus grandes números, entiende que no se está valorando suficientemente la transformación del equipo grana desde su llegada, periodo en el que el Murcia ha pasado de rozar el descenso a Tercera a meterse en el 'playoff' de ascenso. Tras el empate a cero en la Nueva Condomina ante el Recreativo, tuvo que subir a la zona noble del estadio a dar explicaciones por el mal juego desplegado en la segunda oportunidad fallida para meterse entre los cuatro primeros. Fue un partido aburrido y feo en el que el equipo grana no generó ocasiones y en el que Salmerón apostó en la segunda parte, con la entrada de Juanma Bravo, a agarrar un punto. La experiencia le dijo que estaba jugando con fuego y era mejor asegurar.

Pese a algunas dudas que hay sobre él en una parte del entorno grana, Salmerón entiende que está cumpliendo con el objetivo y el vestuario también, ya que en cada comparecencia pública de cualquiera de sus integrantes estos han alabado el trabajo de su técnico y el orden y seriedad de los que ha dotado al equipo. Unas virtudes que no tuvo con Sanlúcar. Y eso que Salmerón no fue la primera opción de Deseado Flores. Él quería a Claudio Barragán.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos