La Verdad
Real Murcia

Equipos uruguayos, españoles y holandeses amenazan a Samper

Dialiba pugna con un jugador del Ajax, en el partido del Centenario, el 16 de agosto de 2008. :: m. bueso
Dialiba pugna con un jugador del Ajax, en el partido del Centenario, el 16 de agosto de 2008. :: m. bueso
  • El Ajax, el Atlético del Cerro, el Progreso, el Sevilla y el Zaragoza están entre los acreedores del club grana que no han cobrado en el concurso

El Real Murcia se enfrenta a unos meses en los que los pagos a antiguos acreedores serán la principal batalla de Samper. Su club tiene una deuda concursal de 26 millones de euros de la que tendrá que abonar un total de 5,7 millones a partir del próximo mes de diciembre, correspondientes al cuarto plazo del concurso. De los referidos 26 millones, 468.729 euros son con personal no deportivo, 6.620.902 millones corresponden a deudas con entidades deportivas, 5.729.734 millones con administraciones públicas, 2.305.983 millones con empresas del grupo y asociadas, y otros 10.808.271 millones con acreedores que no se especifican en la auditoria presentada por Jesús Samper a la Liga en diciembre de 2013.

El Real Murcia tiene entre sus acreedores también al Ajax de Amsterdam, un campeón de Europa que fue protagonista del partido del Centenario que se disputó el 16 de agosto de 2008 en la Nueva Condomina, que acabó 2-1 para los grana, en un choque en el que marcaron Despotovic y Dialiba por los locales y Luis Suárez por los holandeses. Al Ajax, que entrenaba Van Basten, le debe el Murcia por aquel duelo 33.728 euros. El concurso también recoge las deudas relativas a traspasos de jugadores procedentes de otros equipos. Por este concepto, el Real Murcia debe 2.113.268 millones de euros. De todas ellas, la que más llama la atención es la deuda de 1.674.500 millones de euros que el club grana mantiene con el Atlético del Cerro.

García, Carini y Regueiro

De este club uruguayo, creado en 1922 y que milita en Primera, no llegó al Murcia ningún jugador que costara esa cantidad. Sí lo hicieron Pablo García, Regueiro y Carini, que aterrizaron en el Real Murcia por petición expresa de Lucas Alcaraz, aunque no se refleja cuánto pagó por cada uno de ellos. Estos jugadores tenían relación con el representante uruguayo Paco Casal.

Además, la contabilidad del club grana recoge deudas por traspasos de jugadores que tienen naturaleza concursal con otro club uruguayo, el Atlético Progreso, al que Jesús Samper adeuda 43.230 euros.

Los clubes españoles con los que el Real Murcia tiene deudas concursales pendientes por traspasos son el Sevilla, con 129.310 euros referentes a operaciones, como la de Bruno Herrero, que llegó cedido al Murcia en 2007 y que posteriormente fue adquirido en propiedad. Otros 87.500 euros con el Zaragoza por la adquisición de Movilla para el curso 2007-2008 y los 125.000 euros que el equipo grana debía, a fecha 31 de diciembre de 2013, al Betis de Valladolid, equipo castellano del que llegó Sergio Escudero. Aunque el Real Murcia no tuvo que desembolsar ni un euro para que el defensa vistiera de grana, sí se aseguró un porcentaje en caso de que el equipo grana lo traspasara a otro club, como así ocurrió cuando se fue al Schalke 04 alemán.