La Verdad

Real Murcia

¿te acuerdas?

Higinio Pérez desquició a Samper

Jesús Samper, a la derecha, en la junta de accionistas de 2009.
Jesús Samper, a la derecha, en la junta de accionistas de 2009. / R. Francés
  • El abogado y accionista del Murcia fue el primero que cuestionó en voz alta la gestión del madrileño

La junta general de accionistas que celebrará el Real Murcia el próximo viernes es crucial para el futuro del Real Murcia. La aplastante mayoría absoluta del ausente Jesús Samper, así como su poca predisposición a escuchar a los que no aplauden y ríen sus gracias, han hecho que cada año, a la hora de hacer públicas las cuentas del club grana, ya fuera buenas, casi nunca, o malas, casi siempre, salieran adelante sin sobresaltos.

El máximo accionista grana, que asumió la presidencia en la Junta que se celebró el 28 de junio de 2001, apenas oyó una voz más alta que otra hasta 2009. Aquel año solo hizo acto de presencia un pequeño accionista. Fue el abogado Higinio Pérez, lo que evidenció el poco interés que levantaba el Real Murcia.

En mayo de hace seis años, el citado Higinio pidió a todos los murcianos que tenían acciones de la entidad grana que se unieran para arrebatar a Jesús Samper el control del club. Este abogado murciano denunció que había que hacer un esfuerzo para evitar que «se sigan cometiendo graves irregularidades en las cuentas que ponen en peligro los intereses del Real Murcia como club».

El control que Pérez ejerció sobre unas cuentas que hasta entonces nadie ponía en duda desquició al empresario madrileño, quien llegó a perder los papeles. En la junta general de 2009 todo estaba organizado para que interviniera el presidente Serantes y el consejero delegado, Del Río, pero al final fue un mano a mano entre Higinio Pérez y Samper, ya que este último le quitó el micrófono a Del Río para contestar personalmente al abogado murciano. Algunos presentes dijeron que el dueño del club se puso un poco nervioso, que el accionista lo sacó de sus casillas, que en ocasiones se olvidó de las normas de cortesía y que incluso pasó toda la junta mandando recados sin decir a quién iban destinados.

En 2010, Higinio Pérez presidía la plataforma opositora a Samper, Nuevo Centenario, que nació con la idea de convertirse en el azote del propietario del club. Pérez llevaba denunciando graves irregularidades desde hacía meses y situaciones que no veía ajustadas a la realidad económica de la entidad grana.

De hecho, llegó a denunciar al club en los tribunales para lograr documentación que sustentara y acreditara sus afirmaciones. Las intervenciones públicas de Pérez bajaron bastante cuando se conoció su imputación en el ‘caso Umbra’.

Su testigo lo recogieron los accionistas minoritarios, quienes siguen luchando por aclarar las cuentas de Samper y por devolver el Real Murcia a los murcianistas.