La Verdad

Real Murcia

¿TE ACUERDAS?

«No volveré al fútbol»

Juan Valverde y exjugadores del Real Murcia, en la comida en la que el presidente del Juver les dijo que no volvería a la directiva del Real Murcia.

Juan Valverde y exjugadores del Real Murcia, en la comida en la que el presidente del Juver les dijo que no volvería a la directiva del Real Murcia. / JUANCHI LÓPEZ

  • Exjugadores del Real Murcia pidieron a Juan Valverde que se presentara para presidir el club grana en el convulso 1992

El Real Murcia se tambaleaba en el primer semestre de 1992. Aquella época transcurrió entre la mala situación deportiva del equipo y las protestas de los jugadores, a quienes se adeudaba dinero de aquella y de otras temporadas. El escaso interés de los socios por el plan de saneamiento de reconversión de los clubes en Sociedades Anónimas Deportivas que había diseñado la Federación Española de Fútbol agudizó aún más la crisis.

Para intentar levantar cabeza, el club grana contactó con empresarios y con el Ayuntamiento de Murcia pero, finalmente, el 30 de junio el club descendió a la Segunda División B por no lograr acogerse al referido plan.

Uno de esos empresarios a los que buscó el Real Murcia fue Juan Valverde, quien ya había sido directivo del club grana con Pardo Cano de presidente. Valverde, de hecho, llegó a presidir el club de forma interina cuando el citado presidente tuvo que abandonar el cargo por motivos personales.

Valverde se pasó al baloncesto y se puso al frente de un proyecto deportivo que nació en 1985, en el que estuvo al frente durante dos décadas. Además, era un empresario de éxito, que puso en marcha la empresa Juver.

En octubre, con el Real Murcia ya descendido a Segunda B, Juan Valverde, acompañado de Daniel Barceló, ambos coincidieron en el Real Murcia, el segundo como secretario técnico, se reunió el 27 de octubre con exjugadores granas, como Juan Antonio, Sergio, Tito Pazos, Rincón, Antonio Zamora y Mendiolea. Asistió también otro empresario, Fulgencio Saura Mármol.

Los exfutbolistas barajaban la posibilidad de presentar una candidatura a la presidencia del club, y contaban con Valverde. El presidente del Juver expuso los problemas económicos que deberían superar, partiendo de unos ingresos y unos gastos mínimos mensuales y dejó claro que su decisión no era otra que seguir volcado, única y exclusivamente, en el baloncesto.

«El Juver necesita una atención especial, ya que nos hemos constituido en sociedad anónima y hay que consolidar los cimientos puestos. Colaboraré siempre con el Real Murcia, sea quien sea la junta directiva que solicite mi ayuda. Pero mi decisión es firme. No volveré al fútbol, ya que el baloncesto se ha convertido en una empresa con unos presupuestos muy importantes», dijo el empresario a los exfutbolistas.

Juan Valverde dejó claro en octubre de 1992 que seguiría alejado del fútbol, y hasta ahora. También descartó entonces formar una coalición con otros candidatos: «Insisto en mi disposición de colaboración, atendiendo a las peticiones que me realicen las personas que dirijan la entidad».

El no rotundo del presidente del Juver obligó a los exjugadores granas a dar un paso atrás. Juan Antonio se refirió al futuro de la candidatura que estaba formando: «Vemos difícil que podamos seguir adelante por los problemas que envuelven al club. Todo estaba supeditado a Juan Valverde, pero seguiremos realizando las gestiones emprendidas. El futuro del Murcia está tiznado. Partió de mí la idea de optar a la presidencia del club, pero la realidad refleja una problemática que presenta difíciles soluciones. Todo parece indicar que no presentaremos candidatura, pero seguiré colaborando con el Real Murcia».

José Moreno Jiménez, tras el anuncio de Juan Valverde de no concurrir a las elecciones para la presidencia del Real Murcia, quedó como único candidato. «No me importaría que se presentasen más candidaturas. Sería una buena señal». En aquella temporada tan convulsa, quien acabó presidiendo el club grana fue José Luis Ortín.