La Verdad

Real Murcia

SEGUNDA B

La primera trampa para el Real Murcia

Estado del terreno de juego del Romero Cuerda, el pasado miércoles.
Estado del terreno de juego del Romero Cuerda, el pasado miércoles. / Estrella Domeque
  • El club grana visita mañana el Romero Cuerda, un estadio con un césped no apto para el fútbol de toque

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

El césped del estadio Romero Cuerda, donde el Real Murcia va a disputar mañana (21.30 horas) su segundo partido de Liga, no es una alfombra ni un tapete. De hecho, está muy lejos de ser el terreno de juego ideal para que el equipo grana imponga su nuevo estilo de juego, basado en el toque y la combinación. Es probable que con el paso de los minutos del choque que le va a enfrentar al Villanovense el piso se convierte en un auténtico patatal en el que restos de hierba y grandes cantidades de tierra compliquen conducir el balón y dar un pase en condiciones a un compañero. «No sabemos como va a estar el césped, pero sí sabemos que nos vamos a encontrar con un equipo que nos va a apretar mucho arriba, que va a intentar que no construyamos, que no juguemos al fútbol. Nos va a obligar a hacer un juego más directo, seguramente, y en esa disputa de intentar imponer un estilo u otro va a estar la clave del partido», dice Paco García, entrenador del Real Murcia.

Lo curioso de esta historia es que el campo extremeño estaba en perfectas condiciones hace dos semanas, pero una plaga ha hecho que el césped enferme a toda velocidad. Tanto, que gran parte del terreno de juego ha tenido que ser levantado y el ayuntamiento de la localidad está buscando a toda prisa soluciones de cara al partido contra el Real Murcia. Una de ellas pasa por colocar 'parches temporales' de césped en las zonas donde peor está el campo, otro, poner 'tepes' de hierba que se plantan cuando se quiere recuperar un césped a largo plazo.

Eso sí, en ambos casos se trata de una solución de urgencia ya que los tepes y los parches no van a arraigar tan rápido y se van a levantar constantemente. El ayuntamiento de Villanueva de la Serena ve ésta como única solución para afrontar de forma consecutiva los partidos del Real Murcia y del Jumilla, que visita el Romero Cuerda una semana más tarde que los granas, en la tercera jornada, para acometer después de la visita de los dos equipos murcianos una resiembra integral.

Cabe recordar que el césped del Romero Cuerda fue cambiado la pasada temporada antes de la visita del Barcelona en la cuarta ronda de la Copa del Rey del pasado ejercicio. El club extremeño aprovechó que le tocó uno de los dos gordos en el sorteo para remozar su instalación y además construir un terreno de juego auxiliar también de césped natural. Después de la visita del equipo de Luis Enrique a finales de 2015, el césped estuvo perfecto hasta el final de la temporada, aunque ahora se ha ido completamente al traste justo a una semana del inicio de la Liga en Segunda B.

Aparte del mal estado del terreno de juego, el Real Murcia se va a encontrar en Villanueva de la Serena con uno de los estadios más estrechos del grupo IV. Si la pasada semana Paco García hizo más ancha la Nueva Condomina para recibir al Mérida (justo lo contrario que hacía Aira en sus dos temporadas al frente del Murcia) para que sus extremos tuvieran más espacios para encarar y hacer paredes, el sábado el Villanovense intentará que el partido sea diferente y el balón vaya por arriba y no a ras de césped. El equipo de Sanlúcar se basa en el juego directo y en buscar con balones largos a Juanjo, su referencia ofensiva. Es un equipo que va al límite, que tiene dos centrales muy físicos y que saca partido del balón parado.

El plan b, a mano

Paco García valora poner en marcha el plan b, sacar un once más musculoso para pelear por los balones aéreos y que entre al trapo del juego físico que plantea su rival. Aunque puede mantener la misma línea defensiva con Golobart y Sobregrau como centrales, los cambios pueden llegar en el centro del campo. Si la pasada semana Paco García alineó a Adrián Cruz, Jon Iru y Javi Saura, está semana también podría entrar como enganche Rubén Ramos, más fuerte y físico que Saura, al que no le favorecen nada las condiciones del estadio extremeño. Otro de los jugadores que podría debutar con la camiseta grana en Villanueva de la Serena es Wilson Cuero, un delantero que se pelea más con las defensas rivales y va bien por arriba.