La Verdad

Real Murcia
Juanjo Morillas hace un control de grasa a un jugador de la cantera del Real Murcia.
Juanjo Morillas hace un control de grasa a un jugador de la cantera del Real Murcia. / LV

Morillas se clasifica para la Champions

  • El nutricionista del Real Murcia y Cardiosalus se encargará a partir de hoy de la alimentación del Mónaco

  • Su trabajo en el club grana y la recomendación de Julio Velázquez, claves para convencer a Antonio Cordón, el nuevo director técnico del equipo francés

El Real Murcia, pese a militar en Segunda B, tiene un equipo médico de Primera. Además del traumatólogo Paco Martínez y del cardiólogo Domingo Pascual, ambos reconocidos a nivel internacional, Juanjo Morillas, el nutricionista que la firma Cardiosalus pone cada temporada a disposición del club grana, jugará a partir de ahora la Champions. El murciano se encargará de poner a punto a Radamel Falcao y al resto de figuras del Mónaco, uno de los equipos más fuertes de Francia que pretende hacerle cara al PSG.

Morillas llegó ayer al Principado y hoy rubricará el acuerdo antes de ponerse manos a la obra. La clave para su fichaje ha sido la llegada a la dirección deportiva del club monegasco de Antonio Cordón, miembro durante 17 temporadas de la secretaría técnica del Villarreal y que ha sido contratado por el millonario ruso Dmitri Rybolovlev para implantar en su equipo el modelo de cantera del club castellonense. Luis Arnau y Julio Velázquez, integrantes del cuerpo técnico del Murcia hace tres temporadas, cuando rozó el ascenso a Primera, recomendaró al propio Cordón, conocido del Villarreal, el fichaje de Morillas. El buen trabajo de Cardiosalus y del propio Morillas con el Real Murcia en los últimos seis años no ha pasado desapercibido para un equipo que luchará por brillar en la Champions.

Un método ganador

«Todo es nuevo y el salto es grande. Estoy convencido de la metodología con la que hemos trabajado en Cardiosalus, que nos ha llevado hasta aquí. Estoy expectante por el trabajo que vamos a desarrollar», asegura Morillas ya desde territorio francés. El nuevo nutricionista del Mónaco se encargará de la alimentación, del control del peso, de las dietas y del menú para los viajes, entre otras cosas. Como hace en el propio club grana, en sus bases y también en ElPozo. Su objetivo es «hacer las cosas bien en el apartado nutricional y médico. El objetivo es intentar que los jugadores estén al cien por cien y para ello es clave la educación nutricional», asegura.

No le da miedo el reto. «En el Real Murcia ya trabajamos como un club de Primera en cuanto a las pruebas médicas, las pruebas de esfuerzo o la readaptación de los jugadores tras las lesiones. Domingo Pascual y José María de la Cierva me han ayudado mucho, igual que Avelino Viña y José Molina», afirma Morillas. El cardiólogo Domingo Pascual apunta qué puede aportar Morillas al Mónaco. «Un equipo que quiere alcanzar unos objetivos deportivos necesita tener un servicio de nutrición profesional y a la vez futbolistas comprometidos con su cuidado nutricional, y suplementación cuando es necesaria, eliminar los malos hábitos y potenciar y enseñar los buenos».

Cardiosalus suma su sexta temporada trabajando con el Murcia, siempre con grandes resultados. «La clave del éxito es el trabajo en conjunto de los distintos especialistas. La nutrición es un aspecto clave para el rendimiento. En los deportes individuales lo tienen muy claro, pero no tanto en los deportes colectivos como el fútbol. Un equipo de fútbol es un conjunto de atletas que deben coordinarse en todas las facetas del juego y de su preparación, entre ellas la nutricional», asegura José María de la Cierva, fundador de Cardiosalus.

El nuevo nutricionista del Mónaco tira de psicología para empatizar con los deportistas. «Al haber sido futbolista tengo cierta ventaja, sé como piensas y qué necesitan». El Mónaco, tras eliminar al Villarreal en la previa de la Champions, se medirá ahora al CSKA, el Leverkusen y el Tottenham.