La Verdad

Real Murcia
Paco García y Quesada, en un entrenamiento.
Paco García y Quesada, en un entrenamiento. / V. VICÉNS / AGM

El Murcia prepara la maleta para hacer 3.548 kilómetros en tan solo dos semanas

  • Tras regresar de Villanueva, viajará mañana hacia Cádiz en busca del pase a una segunda ronda de la Copa que le llevaría a Tudela el 7 de septiembre

No hay nada como pasar muchas horas en el autobús para que una plantilla como la del Real Murcia, con 16 caras nuevas y muchos jugadores jóvenes, estreche lazos y se conozca un poco mejor. Es la lectura positiva que hace el cuerpo técnico del Real Murcia, que sabe que su equipo se meterá muchas horas entre pecho y espalda en apenas tres semanas. Eso sí, si el Real Murcia llega a la tercera ronda habrá valido la pena el esfuerzo. En caso contrario, el palo será muy duro.

En la segunda jornada de Liga disputada el pasado sábado al Murcia le tocó visitar Villanueva de la Serena, población de Badajoz que se encuentra a 560 kilómetros de la capital del Segura. Para el encuentro, la expedición grana hizo noche el pasado viernes en Mérida, a 605 kilómetros de Murcia, con lo que el total del viaje fue de 1.210 kilómetros recorridos en 48 horas.

Tras perder frente al equipo de Manolo Sanlúcar, a los pupilos de Paco García les tocó la vuelta a casa y pasar casi toda la noche en el autobús, llegando a Murcia a primera hora de la mañana del domingo. El choque, que acabó a las 23.20 horas de la noche del sábado, no contribuyó a que los granas llegaran temprano a sus domicilios. Ayer, el Real Murcia volvió a los entrenamientos en horario vespertino y hoy se preparará en horario matinal para justo después de la sesión emprender un nuevo viaje hasta Sanlúcar de Barrameda, población de la provincia de Cádiz que dista 566 kilómetros de la capital de la Región.

Sorteo traicionero

Una vez disputado el partido de primera ronda de la Copa del Rey que se juega mañana, a las 21.30 en tierras andaluzas, la expedición grana pondrá de nuevo rumbo a casa. Serán otros 1.132 kilómetros que se harán más amenos si los granas consiguen el pasaporte para la segunda ronda de la Copa del Rey que se jugaría solo una semana más tarde. Lo peor es que tras el sorteo de la primera y la segunda rondas los murcianos ya saben que les toca desplazamiento a Tudela si eliminan al Sanluqueño, población navarra que se encuentra a otros 603 kilómetros. Si el plan de llegar hasta segunda ronda de la Copa se consuma, los granas habrán recorrido 3.548 kilómetros desde el 26 de agosto hasta el 8 de septiembre, fecha de vuelta del viaje a tierras navarras.

El Murcia, dentro de lo que cabe, ha tenido suerte ya que, además de recibir en la tercera jornada al Lorca, viajará en la cuarta a Jumilla, a solo 70 kilómetros de la capital.