La Verdad

Real Murcia
Fernández Romo.
Fernández Romo. / G. CARRIÓN / AGM

Romo: «Hemos sido unos desgraciados»

  • «Cuando Paco García decide salir con dos puntas, se lesiona Cuero»

Sensaciones enfrentadas en el Real Murcia tras recibir la derrota más abultada a domicilio de la temporada en un partido en el que los granas fueron capaces de generar numerosas acciones de peligro. «Hemos sido unos desgraciados puntualmente», reconocía al final del partido su director deportivo, Guillermo Fernández Romo, al mismo tiempo que explicaba tres situaciones en las que las circunstancias del partido no estuvieron de su lado.

Por un lado, la lesión de Wilson cuando «el cuerpo técnico plantea el partido para jugar con dos puntas y estaban haciendo bastante daño»; después, el gol antes del descanso «que nos ha despistado un poco»; y finalmente, «cuando mejor estamos, ha llegado ese contraataque que ha sido el segundo gol». Un partido que les deja «a nivel emocional muy jodidos porque es una derrota dura y un poco inesperada», admite Romo, notablemente molesto.

En la misma línea se mostró el técnico Paco García que, lejos del resultado, valoró «de forma muy positiva el trabajo que ha hecho el equipo» y destacó la pegada como la principal determinante del resultado final, porque «los dos equipos hemos generado ocasiones, pero la diferencia ha estado en la capacidad de materializarlas», aseguró.

Aunque el malestar en el vestuario era rotundo, había un haz de luz para revertir los malos resultados lejos de la Nueva Condomina. Román Golobart, que reapareció tras su lesión, admitió que «sé que habrá gente que no lo entienda por el resultado final, pero igual que dije que el partido ante el Melilla es el mejor que hemos jugado y empatamos a cero, hoy hemos hecho el mejor partido fuera de casa». Un pensamiento similar tenía Isi, que volvió a pedir tranquilidad a una afición nerviosa por la irregularidad del equipo. «La afición del Murcia es exigente y con esto tenemos que vivir. Hay que tener paciencia y es la pura realidad. Nadie duda de nadie, ni los jugadores del cuerpo técnico ni el cuerpo técnico de los jugadores», concluyó el ciezano.

48 horas decisivas

En lo institucional el equipo grana se enfrenta a unas horas críticas. Y es que tras presentar la solicitud para el nuevo convenio de acreedores, tiene hasta mañana, día 27 de septiembre, para presentar el 60% de las adhesiones de la deuda concursal de casi diez millones de euros. Tiene casi todas las adhesiones ya formalizadas y solo le falta una: la del agente uruguayo Paco Casal.

Una adhesión que la directiva grana espera en las próximas horas. Cabe recordar que el Murcia ha recibido ya el apoyo de acreedores como la Liga, el G-30, Álvaro Mejía, Lucas Alcaraz, la agencia de representación Bahía Atlántica y varias empresas murcianas. Si el equipo no saca adelante el nuevo convenio estará expuesto a que cualquiera de sus 200 acreedores concursales puede pedir la liquidación, incluida Hacienda, que ya demandó al club grana por incumplimiento del convenio.