La Verdad

Real Murcia

¿Por qué abrasa el palco del Murcia?

El palco de la Nueva Condomina ante el Mérida.
El palco de la Nueva Condomina ante el Mérida. / Javier Carrión / AGM
  • Empresarios de la Región han aportado pequeñas cantidades para ayudar al club, pero ninguno se decide a comprarlo

  • Los 44,6 millones de deuda, el miedo a perder el prestigio y la falta de atractivos en Segunda B, claves para que los inversores no den el paso

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La sociedad murciana está muy preocupada por el futuro del Real Murcia que, con 44,6 millones de deuda, se encuentra en el momento más difícil de su existencia. Martínez Abarca, tras presentar el nuevo convenio de acreedores sobre la campana, ha conseguido ganar una batalla pero aún le quedan muchas para ganar la guerra. La pregunta es: ¿Resulta moralmente correcto que las administraciones públicas se vuelquen en ayudar a una sociedad anónima privada? ¿Por qué no se hacen cargo del club las empresas murcianas con más potencial? ¿Lo ideal es que aparezca un grupo inversor extranjero?

«En lo deportivo, primero hay que tener paciencia, después hay que adecuar el sistema del entrenador a la realidad de la Segunda B y también hay que buscar la suerte. En lo institucional, deben ayudar las administraciones como se está haciendo en otras ciudades como Santander y Huelva, y no se nos debe olvidar la enorme injusticia que se hizo con el Real Murcia en el verano de 2013. No sé cómo nuestras autoridades no han movido un dedo. No me imagino a Revilla dejando que bajen al Racing por decreto», asegura César Oliva, director de escena y gestor teatral murciano. El actual director artístico del Teatro Circo no confía mucho en el tejido empresarial de la Región: «Los empresarios murcianos nunca han hecho mucho por el Real Murcia si no sacan un beneficio a cambio. Quizás es lo lógico. La pena es que no tengamos aquí un Roig al que le guste el fútbol. La llegada de los grupos chinos y demás me da un poco de miedo».

Antonio Sánchez Carrillo fue gerente grana desde 1993 a 2003. «Solo puede venir alguien de fuera a hacer una inversión tan importante para que le abra puertas para hacer otras cosas. Y que no viva aquí, porque si no, se desgastará mucho más. El fútbol es muy cruel y por eso yo creo que los empresarios murcianos prefieren no dar el paso. Al mejor presidente de la historia, que ha sido Pardo Cano, lo acabaron insultando en el palco. En vez de apoyara a los empresarios que apuestan por el Murcia, los ponemos a parir. Por eso Tomás Fuertes, por ejemplo, no compra el Murcia, porque no quiere que lo desprestigien», asegura. Sánchez Carrillo vivió en primera persona la llegada de Samper. «Los empresarios murcianos solo se acordaron del Murcia cuando vieron el negocio que iba a hacer. Solo apoyan puntualmente, por eso la solución es la llegada de un inversor de fuera, aunque ahora es muy difícil porque no hay negocio alrededor del Murcia».

El salto a Segunda

Juan Dólera es, además de economista, abogado especializado en fútbol y exvicepresidente del Granada. Cree que el Murcia lo tiene complicado, pero que hay esperanza. «En Segunda B es complicado que llegue un inversor. Ahora el club tiene que llegar a un acuerdo singular con Hacienda y Seguridad Social y buscar el ascenso. Mientras tanto, hay que ir poniendo parches económicos para ir salvando obstáculos», afirma. Dólera sabe de primera mano por qué el Murcia no es un club tan apetecible como otros históricos del fútbol español: «La clave es que con la deuda que tiene, el que llegue tiene que poner 15 millones de euros. En Segunda el escenario sería diferente porque con los ingresos, el que compre el club puede arrancar pagando 5 o 6 millones. El Oviedo, por ejemplo, debía entre 13 y 14 millones cuando llegó Slim y lo compró. Entonces solo había que desembolsar 3 o 4 de forma inicial. No es el mismo caso que el del Murcia».

Antonio Gómez Fayrén, actual presidente del Consejo Jurídico de la Región, tiene claro cuál es el problema de que no llegue ningún inversor. «El problema es la losa de los 44 millones. Si el Murcia no debiera nada, lo querrían muchos empresarios. Por lo demás, tiene todo para ser un club importante en Primera. La solución ideal es que se una un grupo de empresarios para sacar al Murcia adelante». El que fuera vicepresidente de la Comunidad, entre otros cargos políticos, mira al pasado para explicar por qué cuesta a los empresarios murcianos hacerse cargo del Real Murcia. «Tenemos ejemplos de murcianos como los de José Moreno Jiménez y el de Juan Garrido que dieron el paso y salieron perjudicados en lo económico y en lo personal», asegura.