La Verdad

Real Murcia
Abarca.
Abarca. / F. MANZANERA / AGM

El juzgado dice 'sí' al nuevo convenio y aparca el riesgo de liquidación

  • Los granas tendrán hasta diciembre de 2019 para pagar los 14,9 millones de deuda ordinaria, ya que Samper arrancó el proceso en 2015

La aprobación por parte de la juez María Dolores de las Heras de la modificación del convenio de acreedores puesto en marcha e incumplido por Jesús Samper desde 2010, permitirá a la entidad grana pagar los 14,9 millones de su deuda ordinaria más adelante y con condiciones beneficiosas que irán ligadas a lo que pase en el césped. Si el Murcia (hasta 2019) permanece en Segunda B, no pagará nada de los 14,9 millones, mientras que si asciende a Segunda, pagará el 20% anual de esa cantidad. Si logra ascender a Primera antes de finales de 2019, pagará a sus acreedores ordinarios el 100% de la deuda de una vez.

El plazo comenzó a contar desde diciembre de 2015, justo después de que Samper presentara la primera solicitud de modificación que fue denegada por el juzgado. El segundo plazo vence en diciembre de 2016, mientras que el último se cumplirá el 31 de diciembre de 2019.

Hacienda amenazaba

La aprobación del nuevo convenio es más fundamental si cabe porque el pasado mes de junio Hacienda (a la que el Real Murcia debe más de diez millones de euros, independientes de los 389.000 euros que están contemplados en la deuda ordinaria) interpuso una demanda por incumplimiento de convenio ante la juez De las Heras. Hacienda alegaba en su demanda que el Murcia no había pagado los 389.000 euros de deuda ordinaria. De no haberse aprobado el nuevo convenio, que a su vez deja sin efecto la demanda de Hacienda, la juez hubiera tenido que abrir la fase de liquidación. «La satisfacción es total y absoluta. Ahora debemos sentarnos con Hacienda», dice Martínez Abarca, presidente grana.