La Verdad

Real Murcia

El Murcia pide al Ayuntamiento que se haga cargo de 300.000 euros para mantener el estadio

  • La entidad grana asegura que en Segunda B apenas cuenta con ingresos para costearse un estadio de Primera División que genera gastos muy elevados

El Ayuntamiento de Murcia está dispuesto a ayudar al Real Murcia, pero no puede comprometerse a ninguna decisión que no pueda defender ante cualquier instancia. Es algo que tienen claro también otros grupos políticos, además del PP, como Ciudadanos y el PSOE, que también están dispuestos a echarle un cable al club con vida más longevo de la Región. Por eso, todos los implicados están dando pasos de forma muy concienzuda para no pillarse los dedos.

La pasada semana, el club grana se reunió con representantes de los referidos grupos políticos para explicarles y mostrarles a cuanto se elevan los gastos de mantenimiento de la Nueva Condomina, una soga al cuello para el consejo de Abarca, que en Segunda B apenas cuenta con ingresos para mantener un estadio de Primera División que, pese a albergar una media de 4.000 espectadores, genera gastos elevados.

El Real Murcia presentó un presupuesto de gastos de aquí al final de la temporada cercano a los 300.000 euros. Entregó una documentación que el Ayuntamiento está estudiando detenidamente para ver en qué partidas puede recortar o suprimir y cómo se puede hacer cargo de las mismas.

Una contraprestación

En caso de que finalmente el PP, apoyado por el PSOE y Ciudadanos, decidan aprobar una moción o proposición para sufragar estos gastos, no podrán hacerlo a cambio de nada. Si finalmente se produce esta ayuda será a cambio de una contraprestación que todavía no está decidida. La firma por parte del Ayuntamiento de cualquier ayuda para mantener la Nueva Condomina requerirá revisar la cesión de uso exclusivo firmada por el Ayuntamiento y el entonces presidente del club, Jesús Samper, en 2009. El Ayuntamiento podrá tener más acceso al estadio para desarrollar otras actividades diferentes a las del club grana.