La Verdad

Real Murcia
Paco García, con gesto preocupado, dirige un entrenamiento del Real Murcia en Cobatillas.
Paco García, con gesto preocupado, dirige un entrenamiento del Real Murcia en Cobatillas. / Fran Manzanera / AGM

15 días más para Paco García

  • Los consejeros granas, que entienden que la situación del equipo afecta a las cuentas del club, defienden públicamente al técnico del Murcia, pero podrían echarlo si no remonta el vuelo en el campo del Linares y en el derbi ante el Efesé

  • Los dirigentes de la entidad desean que sea más autocrítico, que no deje que los jugadores se vayan de rositas y que adapte su modelo de juego a la categoría

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

De puertas afuera Paco García tiene la confianza total del Consejo de Administración grana, pero entre bambalinas algunos miembros del órgano que dirige el Murcia han señalado el partido contra el Cartagena del próximo 30 de octubre como el límite al que pueden llegar para mantener la confianza en el murciano, un técnico elegido en verano por unanimidad y que no tiene al club grana cerca del puesto marcado como meta al principio de la temporada. Más allá de las deficiencias en la construcción de la plantilla achacables también a Fernández Romo y Víctor Alonso, a los gestores no se les ocurre otra forma de reactivar a su equipo que no sea mover el banquillo, aunque no sea Paco García el máximo culpable.

Eso sí, el murciano tiene crédito aún por los choques ante el Mérida y el Lorca que demostraron que el modelo del Murcia puede funcionar y porque, en cierta manera, le cayó un marrón el pasado verano: el de meter al equipo grana arriba en la clasificación con una plantilla joven e inexperta y tirando de un presupuesto menor que el de otros equipos como el Marbella, el Granada B y el Cartagena.

Para que Paco García pueda respirar tranquilo el Murcia debe sacar algo positivo de Linares, su próxima salida (domingo, 17 horas), e intentar parar al Cartagena en el derbi del día 30. Cuatro puntos entre los dos partidos no sería un mal botín. Si no, el futuro del murciano quedará en entredicho. De no comenzar a puntuar ya (ha perdido los dos últimos encuentros y ha sumado solo tres de los últimos doce puntos), y aunque parte del Consejo entiende que el equipo necesita tiempo y que hay que tener paciencia, el equipo grana caería a puestos de descenso y tendría que encomendarse a la heroica para alcanzar los primeros puestos de la tabla al final de la temporada. Las diferencias con los de arriba podrían comenzar a ser insalvables.

Aunque acabar primero la Liga era un objetivo demasiado pretencioso para un club tan delicado en lo económico como el Murcia, jugar el 'playoff' de ascenso es una meta innegociable esta temporada para un Consejo de Administración que se queja de que con un rendimiento deportivo tan bajo conseguir dinero y captar inversores para salvar a la entidad es mucho más complicado.

Además de modificar ciertos aspectos del modelo de juego grana para conseguir mejores resultados, el entrenador grana debe tocar otras teclas para que el Murcia pueda retomar el vuelo. La recuperación de su equipo no pasa solo por mejorar y ser letal en las dos áreas en las jugadas de estrategia, afinar la puntería en la punta del ataque y repartir más estopa en el centro del campo durante los partidos; también se tiene que recuperar en lo emocional y en lo anímico, ya que ha perdido la autoestima y la confianza.

Para el Consejo, Paco García no ha acertado en la lectura que ha hecho de los partidos. En sus declaraciones ha faltado autocrítica, como el pasado sábado, y quizás también mano dura. En el vestuario, tras acabar el partido frente al San Fernando, el entrenador grana se dirigió a sus jugadores para felicitarles por su entrega. «Que sepáis que estoy orgulloso de vosotros», dijo. Algo que no comparten los consejeros más calientes, que entienden que el vestuario, aunque estaba fastidiado por la derrota, es muy conformista y que no cuenta con ningún jugador que se dirija a los demás pegando algún tirón de orejas.

Recuperar los referentes

Los constantes cambios en la alineación y en la forma de juego desde que arrancó la Liga también han afectado a la moral de la plantilla. Y han provocado otros daños, ya que han hecho que jugadores como Pumar y Fran Morante no sepan si son suplentes o titulares, y que Javi Saura haya pasado de ser el motor del Murcia a una pieza muy sustituible. El último jugador que ha perdido la confianza de Paco García es Román Golobart, uno de los pilares para el entrenador murciano al comienzo de la actual campaña.

El técnico grana delegó por completo en el central catalán por su personalidad y por su forma de tirar del equipo en los momentos duros, pero tras el partido en Huelva de hace diez días Paco García decidió sentarlo, una circunstancia que ha resultado extraña en el vestuario. Es uno de los incendios que García debe apagar para recuperar la armonía en su plantilla.