La Verdad

Real Murcia

35.000 euros de China llegan a la cuenta del Real Murcia

Iglesias, segundo por la izquierda en la fila de abajo, el sábado en la Nueva Condomina.
Iglesias, segundo por la izquierda en la fila de abajo, el sábado en la Nueva Condomina. / V. Vicéns / AGM
  • Dos particulares y una empresa han ingresado esta cantidad para la ampliación de capital, como posible paso previo a la llegada de inversores del país asiático

Casualidades que llaman la atención. Las relaciones entre Rubén Iglesias, presidente del Jumilla, y Guillermo Martínez Abarca, su homólogo en el Murcia, se han estrechado enormemente. Y eso que hasta el derbi entre ambos equipos, disputado el 11 de septiembre en el Municipal de La Hoya, decían «no conocerse», según aseguró la cabeza visible del equipo vinícola a 'La Verdad'. Pero desde entonces y hasta el pasado sábado han cambiado mucho las cosas. Tanto que que Iglesias presenció en la primera fila del palco de la Nueva Condomina el duelo entre el equipo grana y el San Fernando, que acabó 0-1 para los andaluces, como invitado especial de Abarca.

La buena relación que han ido cimentando ambos desembocó además en un convenio para que el Jumilla-Lorca, que debe celebrarse el próximo 6 de noviembre, se juegue en la Nueva Condomina. Este evento, para el que el club grana ya ha pedido permiso al Ayuntamiento, será beneficioso para las dos partes. Por un lado Li Xiang, uno de los inversores que se han hecho cargo del Jumilla, pretende televisar el partido para China, dado que el choque es atractivo por el propio Li Xiang, un periodista muy conocido en el país asiático, y también por Xu Genbao, exjugador y exseleccionador de aquel país, que es también muy popular. Para el Murcia, además, sería un escaparate para atraer inversores.

Para el choque, el Jumilla quiere poner entradas a un euro y que al estadio murciano acudan aficionados de todos los equipos posibles dispuestos a vivir una buena mañana de fútbol.

El empresario madrileño está decidido a ayudar al Murcia en los próximos meses a superar uno de los baches económicos más importantes de su historia. Fue la promesa final de una cena en la que estuvieron presentes los representantes de ambos equipos. El primer paso fueron los 20.000 euros de Iglesias para ayudar a Abarca a hacer frente a pagos ineludibles para los que había pedido auxilio, con poco éxito, a los empresarios murcianos.

Después, y también de forma que parece poco casual, tres ingresos llegaron a la cuenta de la ampliación de capital del club grana por valor de 35.000 euros. Estos corresponden a las aportaciones de dos ciudadanos chinos y al de una empresa, también del país asiático, instalada en Madrid y dedicada al negocio de la telefonía. Iglesias parece estar dispuesto a atraer a otros empresarios chinos hacia el Murcia, como hizo en el Jumilla, de ahí que lo del palco del pasado sábado tan poco parezca casual.