La Verdad

Real Murcia

Fútbol | Real Murcia

Ante el líder, otra reválida

  • El Murcia quiere reivindicarse contra el Marbella tras el empate en el derbi

El Murcia da motivos para la esperanza y para la desesperación a partes iguales. Es verdad, como defiende Paco García, que el equipo grana ha mejorado en las últimas semanas y que poco a poco se va acercando a la portería contraria con más asiduidad. Eso es evidente tras el choque ante el Córdoba B, en el que el Murcia tuvo ocasiones claras para ganar. Pero al mismo tiempo es inevitable sacar la conclusión de que, con los números en la mano, para meterse en el ‘playoff’ los murcianos necesitan protagonizar una escalada fuera de lo normal y, al mismo tiempo, esperar a que pinchen de manera asidua y semanal casi todos los equipos que se encuentran entre la tercera plaza (el Marbella y el Cartagena parecen de otro planeta) y la undécima que ocupa el equipo grana. Eso, sin contar a otros históricos como el Recreativo y el Mérida que también quieren ir para arriba.

Tras doce jornadas el Real Murcia ya tiene un diagnóstico claro: es un equipo que ha pecado de inexperto, que tiene graves carencias estructurales y que, poco a poco, se va adaptando a una categoría y a un grupo en los que entró con mal pie. El Murcia ha conseguido en las tres últimas semanas dejar su portería a cero (paso fundamental para cualquier equipo que quiera ascender), pero al mismo tiempo no le marca un gol ni al arco iris. La única lectura positiva en este sentido es que en el Nuevo Arcángel, el pasado miércoles, tuvo ocasiones más que de sobra para ganar aunque sus delanteros (Wilson Cuero, Germán, Borjas y Titi) no tuvieron afinada la puntería. Al menos, pensarán los más esperanzados, el equipo grana tuvo ocasiones, algo que no se produjo en el derbi contra el Efesé ni en ninguno de sus partidos lejos de la Nueva Condomina.

El Murcia de Paco García y Fernández Romo tiene la oportunidad hoy de convencer a algunos incrédulos y dar un puñetazo en la mesa. Demostrar que sí quiere llegar al ‘playoff’ y que no se va a conformar con ser un equipo que se quede a medio camino. Delante tendrá un Marbella que ha cojeado en las últimas semanas, pero que sigue en lo más alto de la tabla. De hecho, en las últimas cinco jornadas ha perdido en tres (Lorca, San Fernando y Cartagena), pero empezó tan bien con siete jornadas consecutivas ganando que todavía tiene todo el crédito intacto. Eso sí, también es vulnerable y lo demuestran sus datos en defensa. El equipo andaluz ha marcado veinte goles, doce más que el Murcia, pero a la misma vez ha encajado catorce, tres más que los granas, lo que demuestra que es un conjunto que se va al ataque pero que deja muchos espacios atrás.

Una mala temporada

El morbo al partido se lo da la vuelta de Nafti a la Nueva Condomina, un centrocampista que llegó al Murcia en la temporada de Siviero en Segunda y que protagonizó varios incidentes extradeportivos, formando parte de una de las plantillas menos profesionales que ha tenido el equipo grana en su historia reciente y en la que también estaban jugadores como Sutil, Cristian García, Eddy y Mauro dos Santos, entre otros. Y también volverá a Murcia Despotovic, el delantero serbio que llegó de la mano de Clemente en la campaña 2008-09 y que, tras marcar 9 goles como grana, encontró años después destinos donde lo valoraron más como Salamanca y Girona, entre otros.

Tras el choque se podría dar, además, la circunstancia de que una victoria del equipo grana sobre el Marbella del millonario ruso Alexander Grinberg le pueda dar el liderato al Cartagena, equipo que juega en Jaén y que es segundo, a solo un punto del conjunto de la Costa del Sol. Una victoria grana permitirá al Murcia acercarse un poco a los de arriba, ya que en la jornada habrá duelos directos entre equipos en la zona alta como el Villanovense-Melilla, el quinto y el sexto, o el Jumilla-Lorca, el tercero y el cuarto.

Paco García podría cambiar su plan inicial para los partidos de casa en los que Javi Saura, casi siempre, ha sido titular. El centrocampista de Molina de Segura ha desaparecido de los onces iniciales lejos de la Nueva Condomina, pero era indiscutible en casa. Si el entrenador murciano pretende que su equipo se parezca al que estuvo cerca de ganar en Córdoba, el pasado jueves, podría volver a jugar solo con Diego Benito y Armando en la medular, metiendo cuatro hombres de ataque como Titi. Isi, Germán y Wilson Cuero.

Si apuesta por contener un poco más, uno de los de arriba podría dejar su puesto a Adrián Cruz, Jon Iru o el propio Saura. Eso sí, esta opción podría provocar que el equipo grana llegue menos a la parte de arriba. Atrás, parece evidente que Paco García podría seguir apostando por Paris, José Ruiz, Morante y Golobart, su defensa más fiable.