La Verdad

Real Murcia
Raúl Moro Martín.
Raúl Moro Martín. / Hoy

Fútbol | Segunda B

Moro Martín aterriza en el Murcia

  • El empresario extremeño ejecuta su plan y pone 400.000 euros en la ampliación de capital grana

  • Dedicado a la hostelería y a los hidrocarburos, entre otras actividades, se ha ganado el respeto de los Samper y tendrá su apoyo para gobernar el club en los próximos meses

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

murcia. Fin al enigma. El nombre del extremeño que ha decidido invertir en el Real Murcia es Raúl Moro Martín, un empresario de 39 años dedicado a varias actividades, entre ellas las de hostelería, hidrocarburos y negocios inmobiliarios. Como adelantó 'La Verdad', Moro Martín se ha convertido en el segundo máximo accionista de la entidad tras aportar 400.000 euros en la cuenta de una ampliación de capital que expiraba ayer y que, de no haber sido por él, hubiera dejado al club grana contra las cuerdas. Como pasó en 1998 cuando llegó Samper, el Murcia estaba más muerto que vivo.

KIOSKO Y MÁS

La operación lleva en marcha varias semanas, y se concretó en los últimos días, aunque todavía queda tela por cortar. Y es que el desembolso de los 400.000 euros, que le deja cerca de tener el 15% del accionariado, es solo el primer paso que el extremeño tiene pensado dar en el Murcia. Su interés por el club grana nació gracias a Deseado Flores, otro empresario manchego residente en Murcia y con el que coincidió en México. Flores, expresidente del Cartagena, le convenció para invertir en el Murcia, un club con una gran deuda pero con una gran masa social. Moro ya conocía sus posibilidades, dado que antes de iniciar su vida de empresario fue director de la sucursal del Banco de Santander del propio centro comercial Nueva Condomina que construyó Samper.

Deseado Flores comenzó a mover los hilos hace tres meses, aunque fue el consejero Miguel Martínez el que facilitó a Flores toda la información económica del club y el que lo acercó a la familia Samper, un movimiento clave. Junto a Moro Martín, en el próximo Consejo pueden estar, además de Miguel Martínez, tanto Flores como Pedro Contreras, experiodista encargado de gestionar la imagen y la comunicación de varios clubes de la Región como el Lorca y el Cartagena. Estos dos últimos también compraron una acción ayer, un acto simbólico que les permite legalmente sentarse en el futuro órgano de gobierno del club. El resto del Consejo grana, aparentemente, no ha tenido constancia de la operación hasta el último momento.

Del 7 Coronas al Eurobuilding

Moro Martín puso un tuit el pasado 2 de noviembre muy significativo: «Cenando en un lugar mítico de Murcia con un gran amigo», decía, agregando además una foto de la Plaza del Romea. La pasada semana fue de más actividad aún. El jueves tuvo lugar una reunión en el hotel 7 Coronas en la que el propio Moro Martín se encargó personalmente de reunirse con los que van a formar su equipo de trabajo, entre ellos la figura de un director general y profesionales relacionados con el marketing. El pasado lunes el propio Moro Martín, acompañado del consejero Miguel Martínez, viajó a Madrid para reunirse en el hotel Eurobuilding con José Ángel Serantes, persona de confianza de los herederos de Jesús Samper.

En la reunión se cerró un compromiso clave para la operación: los actuales dueños del paquete mayoritario de acciones cederían el control total del club al empresario extremeño. Todo quedó pendiente de que Moro Martín hiciera ayer el ingreso de la cantidad acordada. La cesión de los mandos del club será por un tiempo determinado, pero siempre encaminada a que el propio empresario vaya haciéndose con la entidad e invirtiendo el dinero suficiente para acometer pagos inevitables, reestructurar el club y poner en marcha un proyecto destinado a cambiar la cara al Murcia.

Y Moro Martín cumplió con su palabra e hizo efectivo el ingreso de los 400.000 euros a través del Banco de España, una forma de asegurar la llegada del mismo antes del cierre del plazo. Ha insuflado al murcianismo una dosis de esperanza. Unos dicen que no tiene dinero y otros que factura 100 millones al año. Lo cierto es que la ampliación sin él hubiera sido un desastre ya que entre los murcianos, los murcianistas y las empresas regionales solo han sido capaces de aglutinar 160.000 euros en un momento clave de la historia del club murciano con más solera. Moro Martín viene a Murcia para romper con el pasado y tiene pensado devolver al Real Murcia al lugar del que nunca debió salir.