La Verdad

Real Murcia

El Consejo grana se echa a un lado y apuesta por una transición rápida

  • Espera noticias del grupo de Moro Martín y de sus negociaciones con los Samper para ultimar los detalles del relevo

En el Consejo de Administración celebrado ayer se debatieron aspectos importantes para el futuro del club. Para empezar, el órgano directivo del Murcia mostró «una voluntad unánime de facilitar una transición rápida y de que todo se haga de una forma legal», aunque de momento el Consejo está pendiente de recibir toda la información de la operación por parte de Moro Martín y su equipo. Respecto a la fecha de la última Junta de Accionistas de Abarca como presidente (si no hay ningún cambio antes), se celebrará el 28 de diciembre. En ella se aprobarán las cuentas del pasado ejercicio, unos números que ya están casi preparados y que dejan entrever, según el Consejo, «los esfuerzos realizados en la faceta económica» en el último ejercicio.

Otro de los puntos calientes del Consejo de ayer fue la revisión de la propuesta de la cesión de uso de la Nueva Condomina por parte del Ayuntamiento, un documento que no ha gustado mucho a Abarca y sus colaboradores. De hecho, el Consejo no quiere a entrar a valorarla y estima que no puede dejar hipotecado al club con su aprobación. Por lo tanto, entiende que debe ser el nuevo gestor grana el que se encargue de decidir si le interesa al Real Murcia o no. Además, en este Consejo, que duró más de cuatro horas, Guillermo Fernández Romo, director deportivo, y Paco García, entrenador, dieron sus explicaciones sobre cuáles son los motivos de que el equipo grana esté más cerca del descenso que del 'playoff', objetivo con el que partía el Real Murcia en el arranque liguero.

Además, en este Consejo, en el que existió un «diálogo fluido» entre los consejeros, se decidió por unanimidad imponer la insignia de oro y brillantes del club a la empresa Estrella de Levante por su apoyo incondicional al Murcia, y también a la Asociación de Accionistas Minoritarios y la Federación de Peñas por su apoyo en los momentos más duros y por ser decisivos en un momento clave de su historia. Además, José María Albarracín, presidente de la CROEM, y José Antonio Cobacho, los dos a título personal, también recibirán esta insignia por su apoyo incondicional al club grana.

Punto caliente

Al Consejo no le ha gustado nada la propuesta del Ayuntamiento para la Nueva Condomina. De hecho, en las cuentas del club, la cesión de uso exclusivo para 50 años aprobada en 2009 es su principal activo, valorado actualmente en 35 millones de euros. Este privilegio es visto por el club como una ganancia y permite cuadrar las cuentas para no caer en supuesto de liquidación. En la propuesta del Ayuntamiento para hacerse cargo de los gastos del estadio, tanto esta temporada como en las venideras, no se incluye pagar los gastos de agua (cerca de 70.000 euros anuales), luz (40.000) ni limpieza (30.000), precisamente las principales partidas. El Consejo estimó ayer que este acuerdo perjudica al equipo grana, pero que no va a tomar ninguna postura antes de que desembarque en Murcia el nuevo gestor. Lo que sí quiere este Consejo es llegar al 28 de diciembre, aprobar las cuentas y cerrar su aventura.