La Verdad

Real Murcia

Francisco Tornel y Gecko Electronic, en el podio de los más generosos

  • Tras los 400.000 euros de Moro, el notario y la firma de Fuenlabrada fueron los que más aportaron de entre los 323 nuevos accionistas

La ampliación de capital de 5,1 millones de euros puesta en marcha por el Consejo de Martínez Abarca no ha salido como el presidente grana esperaba. A pesar de que era una oportunidad única para que la entidad murciana fuera comprada por los murcianos tras años en manos de la familia Samper, los números están muy lejos de los que soñó el abogado murciano. Una vez hechos todos los recuentos y presentada toda la documentación en el Registro Mercantil, solo fueron desembolsados 577.455 euros del total de capital puesto a la venta.

  • Capital social del Real Murcia

En total, el club grana solo vendió 5.658 acciones de las 50.000 que se pusieron a la venta y el número de nuevos accionistas solo llegó hasta los 323, una cifra muy baja para un club que cuenta con más de 7.000 abonados y se encuentra en uno de los momentos más importantes de su centenaria historia. Finalmente, el Murcia pasará de tener un capital social de 2,9 millones a 3,5. Una vez terminada la ampliación la propiedad del club queda en un 73% en manos de la familia Samper, un 15,8% en manos de diversos accionistas minoritarios y un 11,2% son propiedad de Raúl Moro, el empresario extremeño que quiere hacerse con un paquete más grande de acciones.

Un movimiento extraño

El dato que demuestra que la afición grana y el tejido empresarial de la Región no se han mojado es que dos de los grandes inversores de esta ampliación no son murcianos. El grupo de Raúl Moro ha invertido 400.075 euros, mientras que el que le sigue en la clasificación es el notario murciano Francisco Tornel, que ha adquirido en esta fase 21.000 euros. Tornel ha puesto otros 30.000 euros en el club, aunque lo hizo como préstamo personal para tapar varios agujeros del club grana. Después, el inversor que más llama la atención es la empresa Gecko Electronic, radicada en Fuenlabrada, dedicada a la telefonía móvil y cuyo administrador único es el empresario chino Wang Xiaou. Esta inversión podría estar relacionada con el 'Derbi de Shanghái' que se jugó el 6 de noviembre en la Nueva Condomina. Además, en la lista de los mayores inversores en esta ampliación está la empresa Cool Accesorios, murciana y especializada en accesorios para móviles y tablets, que es patrocinadora del club.