La Verdad

Real Murcia

Abarca recibe la carta del extremeño, que pide entrar en el Consejo antes del sábado

  • El presidente grana no tiene inconveniente en que Moro dirija la parcela técnica, pero antes de irse quiere cerrar el ejercicio con las cuentas aprobadas

Los teléfonos de los consejeros del Real Murcia echan humo. Pidieron a Moro que mostrara sus intenciones, y lo hizo ayer por la mañana. Envió una carta dirigida a Abarca, en la que le pide paso en el actual Consejo. El extremeño exige al abogado murciano que convoque un Consejo extraordinario, entre hoy y pasado mañana. El extremeño quiere que se produzca el relevo de al menos dos consejeros para poner a hombres de su confianza. Abarca va a poner la carta en conocimiento del resto de consejeros, quienes decidirán de forma personal si se van o no, aunque el abogado murciano, con el visto bueno del nuevo convenio y tras la ampliación, quiere aprobar las cuentas del ejercicio y salvar al Murcia del riesgo de liquidación antes de irse.

Consejo inminente

Con dos consejeros de la cuerda del extremeño más la presencia de Miguel Martínez, presidente de las peñas, y Stefan Settels y Enrique López, de los accionistas minoritarios, Moro entiende que tendría controlado el órgano de gobierno del club. No obstante, Abarca cree que no es necesario este movimiento antes de la Junta del 28 de diciembre y ha trasladado a Moro que puede gestionar cualquier fichaje futuro sin ningún tipo de problemas y que la presencia de Fernández Romo no será un problema para que gestione a sus anchas.

Cabe recordar que el heredero de Samper está atado de pies y manos, ya que si hace algún movimiento en falso puede verse abocado a aceptar la herencia paterna, cargada de empresas en quiebra y deudas millonarias. Por eso, teóricamente, no firma la cesión de acciones a Moro.