La Verdad

Real Murcia

Moro no convence a Hacienda

Mensaje de Raúl Moro Martín en su cuenta de Twitter, ayer.
Mensaje de Raúl Moro Martín en su cuenta de Twitter, ayer.
  • Aunque facturó 44,8 millones en el tercer trimestre del año, solo pagó 734.881 euros de los 9,2 millones de IVA que debía y solicitó aplazar el resto. El fisco, que el 24 de noviembre lo sancionó con un recargo, no da tregua al segundo accionista del Murcia, que espera obtener el lunes el aplazamiento

Raúl Moro Martín, el segundo accionista del Murcia, quiere resolver cuanto antes su problema con Hacienda. Ayer se desplazó a la sede de este organismo en Sevilla para intentar solucionar el entuerto personalmente, pero no tuvo suerte. Según el cacereño y, debido a las fechas, no pudo aclarar con el fisco lo que él considera un malentendido y ya tiene cita para volver el próximo lunes a las doce del mediodía. El problema es que, a día de hoy y hasta que el empresario extremeño no consiga el documento que acredite el aplazamiento de la deuda de 10,2 millones, seguirá teniendo los derechos de cobro sobre sus clientes embargados y su reputación como empresario sin las garantías que demanda un club en tan delicada situación como el Murcia.

El nuevo accionista del club grana generó esta deuda después del tercer trimestre de 2016, que comprendía los meses de julio, agosto y septiembre. Tras una facturación de 44,8 millones de euros, le salió a pagar 9,2 en concepto de IVA. El extremeño presentó esta liquidación el 20 de octubre, el último día para hacerlo. Según Moro, junto a la liquidación pagó un total de 734.881 euros y quedó pendiente el resto, una cantidad de 8,5 millones. Después de esto fue cuando llegaron los problemas ya que en esta misma fecha y en este mismo escrito de liquidación, Moro solicitó un aplazamiento de estos 8,5 millones y, según el empresario de Cáceres, presentó un compromiso de aval que pensaba que sería suficiente para que la Agencia Tributaria le concediera dicho aplazamiento.

Lo llamativo es que que hasta el 24 de noviembre, más de un mes después, ni Hacienda se pronunció al respecto ni el propio Moro se preocupó por su solicitud de aplazamiento. Fue precisamente en esta fecha cuando Hacienda le hizo llegar al extremeño y a su empresa Venta de Carburantes del Sur un apremio en el que le exigía, no solo el pago de los 8,5 millones pendientes de la liquidación del IVA del tercer trimestre, sino también otros 1,7 millones en concepto de recargo.

Fue en este momento cuando Moro Martín empezó a convencerse de que tenía un problema. Antes de final de noviembre, concretamente el día 28, la empresa del extremeño volvió a presentar el mismo compromiso de aval renovado para hacer frente al aplazamiento o fraccionamiento de los 8,5 millones no pagados en la liquidación del trimestre, además de los intereses generados por ello. Dos días después presentó ante Hacienda, a través de internet, una reclamación solicitando de nuevo el fraccionamiento y el aplazamiento, pero Hacienda no le hizo caso y ordenó embargar sus ingresos.

Estará en la Nueva Condomina

El 7 de diciembre sus clientes recibieron una notificación de Hacienda exigiendo que los pagos pendientes con la empresa Venta de Carburantes del Sur se ingresaran directamente en la cuenta de la Agencia Tributaria. Pero Moro Martín está tranquilo, según sus colaboradores. Piensa que Hacienda ha corrido demasiado y ha confirmado el domingo su presencia en la Nueva Condomina, además de decir en su cuenta de Twitter que ha presentado un aplazamiento en Hacienda, acompañado de una garantía homologada por el Banco de España. Ahora falta saber si Hacienda se echará atrás o no y si lo cree.