La Verdad

Real Murcia
Pumar y Germán animan a Cuero antes de ser sustituido ante el Jaén.
Pumar y Germán animan a Cuero antes de ser sustituido ante el Jaén. / Guillermo Carrión / AGM

Cuero sigue siendo solo entrega

  • Es todo corazón y se deja la piel, pero continúa sin marcar en un esquema que puede no beneficiarle.

  • El exdelantero del Cádiz y Granada B siempre jugó acompañado en ataque y con un rematador que se aprovechó de las acciones del futbolista del Murcia

murcia. Es uno de los grandes enigmas que rodean al Real Murcia esta temporada. El rendimiento de Wilson Cuero desde que arrancó la competición no está acorde con las expectativas que generó uno de los fichajes más esperados del pasado verano. Pero, ¿cuál es el motivo? ¿Es un problema de ubicación en el terreno de juego? ¿Es problema del esquema de Paco García? ¿Es simplemente mala suerte? El caso es que, tras 18 jornadas de competición, el colombiano todavía no ha hecho un gol y el asunto ha pasado a ser algo mental. El domingo 20 de noviembre, con motivo del Murcia-Jaén, Cuero fue sustituido a los diez minutos de la segunda parte y camino de los vestuarios se echó a llorar. Ni las muestras de apoyo de Germán y Pumar pudieron consolarlo, aunque al menos la grada de la Nueva Condomina le despidió con aplausos y siempre se ha mostrado condescendiente con un jugador que ha jugado 893 minutos entre Liga y Copa y que no ha visto puerta.

«No es un goleador, pero es un gran delantero que se desenvuelve mejor en segunda línea. Tiene grandes virtudes como fijar a los centrales y descolgarse a los costados para prolongar las jugadas de ataque. No es cien por cien rematador, pero tiene muchas cosas buenas, es un jugador honesto, trabajador e implicado», asegura el entrenador murciano José Miguel Campos, que el pasado año lo dirigió en el Granada B, conjunto en el que marcó 5 goles en medio año. Además, no es lo mismo jugar en un filial que en un equipo con urgencias. «Está aguantando mucha presión, es el '9' de un equipo histórico y cada semana su presión sube proporcionalmente. Es un chico transparente que seguro que lo está pasando mal, yo lo tendría siempre en mi equipo», asegura el mazarronero.

Wilson ha rendido históricamente más cuando ha jugado junto a otro delantero. «El año pasado en el Granada B se repartieron los goles entre él y Sergi Guardiola, los dos se beneficiaron del trabajo del otro. Se siente más cómodo en un 4-2-2 que en un 4-3-3, con solo un punta nato».

Xavi Juliá, otro entrenador y director deportivo que sabe lo que es vestir la camiseta grana, asegura que es más un problema de roles que de entrega: «No es un goleador nato, es un delantero de lucha, pelea y presión. No es un jugador de área. Es de correr mucho y de preocupar a la defensa contraria», asegura. Este es quizás uno de los motivos por los que el público de la Nueva Condomina sigue apoyándolo y todavía no lo ha puesto en la encrucijada.

Juliá, exdelantero formado en las bases del Real Madrid que llegó al Murcia en el año 1992, no cree que Cuero se haya mostrado muy errático: «No ha fallado grandes ocasiones en los partidos. El pasado domingo tuvo solo una y lo hizo bien. También hay que ver que el equipo no llega por las bandas. Otros jugadores se benefician de su trabajo. Lucha y pelea y no se le puede pedir más. La ansiedad de no encontrar el gol se le nota», asegura el también ex director deportivo del Girona.

Rápido y con presencia

Manolo Álvarez, exjugador del Murcia y expresidente grana, ve todos los partidos en casa del equipo de Paco García. El gaditano fue delantero y llegó al equipo murciano en 1976, tras militar diez años en el Valladolid: «Le he visto hacer cosas muy buenas, sobre todo al principio. Para la categoría creo que debe ser un jugador importante. Es rápido y tiene presencia. Creo que su problema es que debe ser más resolutivo y hacer más cosas, ser más contundente. En el Murcia no hay futbolista que esté por encima de él en calidad», asegura.

David Buitrago, ex director deportivo del Cartagena, club al que llevó a Segunda, conoce a Wilson Cuero: «En el Granada B siempre ha rendido. Era uno de los jugadores más cotizados a principio de temporada e, incluso, tuvo alguna oferta de Segunda. Le vendría muy bien tener algún apoyo arriba, no jugar tan solo», dice el caravaqueño, ahora mismo situado con el Cádiz en Segunda.