La Verdad

Real Murcia

Miguel Martínez se prepara para dejar la presidencia de las peñas

  • El empresario murciano, que también es consejero, dejará su cargo la próxima semana, convocará elecciones y será el asesor personal de Moro Martín

Miguel Martínez, presidente de la Federación de Peñas Murcianista (Fepermur) y consejero grana, ha sido una de las personas que ha hecho posible la llegada a Murcia del empresario Raúl Moro Martín y se quiere convertir en su asesor personal para temas del equipo grana.

Sus más allegados ya conocen los planes de Martínez, quien ganó las primeras elecciones de la Fepemur a Toni Blanco el 9 de marzo de 2009. Aunque ya lideraba el movimiento peñista desde 2002, año de la fundación del mismo.

La idea de Miguel Martínez es abandonar la referida Federación y dejarla en manos de Pedro Gómez Matallana, uno de sus hombres de confianza en la actual junta directiva, hasta unas próximas elecciones. De hecho, Matallana ya acompañó a Moro Martín en su primera visita a la Nueva Condomina, coincidiendo con el choque de los granas frente al Jaén. También ocupó un lugar en el palco el pasado domingo en el partido frente a La Roda.

El poder de Deseado

Por otro lado, Deseado Flores ya tiene listo el documento que le acredita como director deportivo del Real Murcia. Abarca firmó ayer ante notario un poder que otorga al manchego la potestad para fichar y despedir jugadores y también a cualquier trabajador del cuerpo técnico, incluido Fernández Romo. Este acuerdo no incluye a los trabajadores administrativos del club. El poder, que llegará a manos de Deseado de inmediato, es por tiempo ilimitado, aunque el acuerdo refleja que el nuevo Consejo que salga de la Junta del próximo día 28 puede prorrogar, ampliar o dejar sin efecto este poder. También habrá un limite de gasto en el acuerdo, una cifra inferior a lo aportado por Moro en la ampliación.