La Verdad

Real Murcia
Germán se lamenta tras fallar una ocasión.
Germán se lamenta tras fallar una ocasión. / Nacho García / AGM

Fútbol | Real Murcia

El Murcia que menos 'moja' en 2ª B desde 1997

  • Los equipos de Aira, de Iñaki Alonso, el que ascendió con Crispi y el del Chato marcaron más goles que el de este curso en la primera vuelta

Que el principal problema del Real Murcia esta temporada es la falta de gol es más que una evidencia. Solo hay que comparar los datos de esta campaña tras la primera vuelta con las anteriores temporadas del equipo grana en la Segunda B. Esta campaña, tras los primeros 19 partidos de la primera vuelta, el Murcia solo ha anotado 16 goles, los mismos que hizo tras la primera vuelta de la campaña 1997-98, curso en el que el Murcia acabó la temporada noveno.

El año pasado, con Aira en el banquillo y jugando en el grupo IV, el Real Murcia sumó 31 goles en los primeros 19 partidos. Un año antes, con el técnico leonés y jugando en el grupo I, el Murcia hizo 21 goles en el mismo periodo de tiempo. De 2014 a 2011 el equipo grana militó en Segunda, donde llegó de la mano de Iñaki Alonso en la temporada 2010-11, tras una campaña en Segunda B donde los granas arrasaron y donde, tras la primera vuelta, habían anotado 31 goles.

Antes de estos tres años, el equipo grana había ascendido en la campaña 1999-00 con Crispi en el banquillo, donde llegó para sustituir a Gonzalo Hurtado. Aquella campaña, ya con Samper al mando del club, el Real Murcia acabó la primera vuelta con 26 goles a favor y militando en el grupo III. Un año antes, en una temporada convulsa en la que dirigieron al Murcia hasta cuatro entrenadores (Fabri, Gonzalo Simón, Benigno Sánchez y Eduardo Chato González), el Real Murcia cerró la primera vuelta en séptima posición habiendo anotado 30 goles. Al final de la campaña el equipo llegó a colarse cuarto en el 'playoff', pero no consiguió el ascenso a Segunda.

Los medios, acertados

Actualmente el Real Murcia de Paco García es el cuarto menos goleador de todo el grupo IV, aunque se mantiene en la zona media-alta de la clasificación gracias a que es también el cuarto menos goleado. El gol es su gran asignatura pendiente ya que Wilson Cuero, su máximo exponente, aún no se ha estrenado, mientras que Borjas, el segundo delantero, solo suma dos tantos. De momento sobrevive gracias a los goles de centrocampistas como Roberto Alarcón y Titi, que suman tres cada uno, y de su pareja de centrales, formada por Morante y Golobart, que suman cuatro.