La Verdad

Real Murcia

Atasco en el centro del campo

David Sánchez, en el suelo, en uno de sus últimos partidos con el club mallorquín.
David Sánchez, en el suelo, en uno de sus últimos partidos con el club mallorquín. / Última Hora
  • Con la llegada de David Sánchez, Paco García dispondrá de hasta siete pivotes para solo tres puestos

  • Tras el fichaje del jugador del Baleares, el Murcia tiene que desprenderse de un futbolista mayor de 23 años y Jon Iru es el que más papeletas tiene

Paco García, tras el choque ante el Mérida del pasado domingo que acabó con empate a cero, dirigió su mirada al centro del campo y a los jugadores de segunda línea que no generan las suficientes ocasiones de gol. Ha sido uno de los grandes pecados del equipo grana hasta ahora, que además ha contado con dos delanteros que no están acertados: entre ambos solo han sumado dos goles en 20 jornadas. Y es que los números ofensivos del Murcia tras disputarse el primer partido de la segunda vuelta son preocupantes, ya que solo tres equipos, que además están en puestos de descenso, han conseguido menos dianas que los granas. El Murcia ha anotado 18, solo por encima del Recreativo y del Extremadura, con 14, y del Sanluqueño, con 15.

Pero el entrenador murciano y también Deseado Flores, el nuevo director deportivo, creen que sin más llegada a la meta contraria el ascenso es imposible. Por eso, además de delanteros más eficaces, el entrenador grana ha querido cambiar piezas en la parcela 'ancha'. En el dibujo inicial de temporada, Paco García creyó que con Javi Saura, Diego Benito, Rubén Ramos, Adri Cruz, Jon Iru y Armando tendría suficiente para surtir de balones a los delanteros, pero ha resultado ser que no.

Para dotar a su equipo de más personalidad y experiencia ha propiciado la llegada de David Sánchez, que hace peligrar la titularidad de Armando, que a principio de temporada no contaba para el entrenador del barrio del Carmen y que se ganó un puesto gracias a su entrega en los entrenamientos y el mal rendimiento de compañeros de posición que llegaron al Murcia para ser titulares.

El problema es que, a partir de ahora y con la llegada del centrocampista sevillano procedente del Baleares, ya son siete los jugadores que se tienen que repartir tres puestos en la medular del equipo murciano, con lo que cada semana se quedarán fuera del once cuatro de ellos. Además, Deseado Flores tiene que dar salida a alguno de los jugadores que supera los 23 años y que ocupa una ficha profesional para que pueda jugar David Sánchez. El que más números tiene para abandonar el equipo grana es Jon Iru, que se ha desvanecido con el paso de las jornadas.

El vasco, que llegó al Real Murcia tras jugar 14 partidos como titular en Segunda con el Bilbao Athletic, fue una apuesta aparentemente segura. Fue titular y jugó los noventa minutos en los tres primeros partidos de Liga con el Murcia, y también en el de Copa del Rey ante el Sanluqueño. Pero tras la derrota en Jumilla comenzó su pérdida de protagonismo. Aunque participó en algunos partidos más, ya solo fue titular contra el Linense, choque en el que el Murcia perdió 3-1, y ante el San Fernando, cuando el conjunto andaluz se impuso en la Nueva Condomina por 0-1. Desde aquel 15 de octubre, y aunque después jugó nueve minutos en El Ejido el 27 de noviembre, Paco García le echó la cruz de forma definitiva.

Suspenso general

Pero esta temporada no es solo Jon Iru el que no está dando la talla. Javi Saura, que arrancó la campaña de forma brillante y apuntaba a organizador del Real Murcia, también ha perdido fuelle en las últimas semanas, sobre todo lejos de la Nueva Condomina, donde ya no entra en el once inicial. Aun así, ha sido titular en los tres últimos partidos de casa como local y ha marcado dos goles, a pesar de sus 22 años, pero no es el pasador que necesita el equipo grana, el que habilite a los compañeros para marcar. De hecho, cuando juega con Diego Benito y Adri Cruz, el Murcia soba mucho la pelota y apenas llega a la portería contraria con verticalidad. Con los tres se convierte en un equipo blando e inofensivo.

Diego Benito y Adrián Cruz son más culpables todavía de la falta de creatividad grana, ya que ambos tienen más experiencia y tampoco son capaces, como Saura, Armando e Iru, de echarse el equipo a la espalda. Como en el caso de Saura, el juego de ambos es muy horizontal y, a pesar de que se convierten en dominadores del centro del campo, no asustan a los rivales. El único que se libra de la quema, por el momento, es Rubén Ramos. El centrocampista madrileño fue titular en Copa ante el Sanluqueño y en la segunda jornada ante el Lorca, en un choque en el que fue fundamental en la fabricación de los dos goles granas. Ramos, que demostró que es vertical y que tiene más llegada que sus compañeros centrocampistas, se lesionó ante el equipo de Xu Genbao y no reapareció hasta el pasado 11 de diciembre. Paco García le está dando minutos poco a poco pero tampoco soluciona, de momento, la falta de llegada del equipo grana.

Mientras tanto, el Real Murcia sigue preparando más fichajes de jugadores. El siguiente puede ser Víctor Curto, mediapunta que gusta a Paco García. Curto ya ha llegado a un acuerdo con el Real Murcia, con el que cobraría cerca de 4.500 euros brutos al mes, aunque falta que el Linares le deje salir. Tiene una cláusula de 50.000 euros con el equipo jienense, aunque esta se podría quedar en una cantidad inferior. Otro delantero de los que está en la lista es Rayco, de la Ponferradina, aunque este se lo está pensando. La llegada de Curto no es incompatible con la del propio Rayco. Además, Josema, central sub 23 del Almería, también puede llegar en las próximas horas. Deseado está buscando igualmente un extremo derecho.