La Verdad

Real Murcia

Los paisanos salen al rescate

  • Campillo, Casuco y Campos, que dirigieron al Murcia, apoyan la continuidad de Paco García. «Hay que tener sensatez, no es fácil acoplar rápido a todos los fichajes», dice el técnico de Santomera, que ascendió con el club grana en dos ocasiones

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

Ser murciano de cuna no asegura tener éxito en el banquillo del Real Murcia. No es una impresión, es una certeza. En los más de cien años de historia del club grana son pocos los entrenadores de la tierra que han tenido la posibilidad de comandar la nave grana, y muchos menos los que han triunfado dirigiéndola. Son Atanasio Abellán y Pedro Maldonado, en los años veinte del siglo pasado; Rafael Albaladejo y Paco Zamoreta, en los cuarenta; Marianín y Luis Belló, en los sesenta y setenta; además de Vicente Carlos Campillo y Benigno Sánchez, en los ochenta y noventa. En la 'era Samper', ya en el siglo XXI, solo Juan Casuco y José Miguel Campos tuvieron la oportunidad de dirigir al club de sus amores. Pero poco más.

Paco García es el último, aunque su puesto está en el aire. La actual directiva grana no ha desactivado los rumores sobre su posible destitución y trabaja en la búsqueda de un posible sustituto. Todo dependerá de lo que pase el próximo domingo ante el Linense, un choque que es vital para el futuro del técnico del barrio del Carmen. «Hay que actuar con sensatez, han llegado muchas incorporaciones y necesitan acoplarse. Los jugadores tienen que tener sintonía en el campo, y eso no se gana de la noche a la mañana. Yo apuesto por la continuidad, hay que apoyarlo, que tenga margen», asegura Vicente Carlos Campillo, precisamente uno de los pocos técnicos murcianos que consiguieron triunfar en el club de su tierra.

Campillo, que también ha entrenado al Torrevieja, Córdoba, Orihuela, Hércules, Extremadura, Écija Balompié, Xerez, Cacereño, Linares, Cartagena y Algeciras, ascendió al Real Murcia a Primera en la campaña 1985-86 (con solo 34 años), y años más tarde lo subió a Segunda en la 1992-93, tras una fase de ascenso en la que eliminó al Getafe, Barakaldo y Granada. El santomerano cree que el club grana no ha valorado históricamente a los técnicos de la tierra: «Hay mucha gente que ha dado todo por el club y ha sido olvidada, gente que tiene los mismos méritos que otros que han venido de fuera, pero parece que valoramos más lo ajeno que lo propio», afirma.

Querido lejos de Murcia

Juan Casuco es otro de los casos curiosos. Idolatrado y muy valorado en ciudades como Almería, Tenerife, Jerez y Castellón, en el club grana fue destituido en la jornada 22 de la campaña 2005-06, en Segunda, cuando se encontraba en mitad de la tabla y a solo tres puntos de los puestos de ascenso. La grada la tenía tomada con el entonces director deportivo, Mario Husillos, y no con el lorquino, pero a Casuco le tocó pagar el pato: «Parece que no confiar en los técnicos de la tierra es como una tradición, parece que no tenemos la credibilidad que sí tienen los que vienen de fuera. Parece que por ser de la casa no tienes el mismo mérito», asegura el que fuera jugador del Real Madrid Castilla, Granada, Elche y Zaragoza, entre otros equipos.

Casuco también apuesta por Paco García: «Es un buen entrenador, pero los jugadores que han llegado necesitan adaptación, las prisas no son buenas, aunque también hay que tener en cuenta que los resultados mandan». Para el lorquino, el Real Murcia tiene posibilidades de ascenso: «Los tapados son los que luego dan la sorpresa y suben. Hay equipos que están preparados física y técnicamente y cogen el ritmo en la segunda parte del campeonato y alimentan su autoestima con cada resultado. Todavía quedan muchos partidos para el final de competición liguera y da tiempo a que pasen muchas cosas».

José Miguel Campos, nacido en Puerto de Mazarrón, es otro de los pocos murcianos que ha dirigido al equipo. Se pone en la piel de Paco García. Formado como futbolista en las bases del Murcia, también lleva en la sangre su amor al club grana y sabe lo que es estar cuestionado en este banquillo, como Paco García, que acudió cientos de veces a La Condomina a ver los partidos del Murcia: «En el vestuario del Murcia ha habido una revolución, han llegado diez jugadores y para que todos se acoplen, hace falta tiempo y resultados. Cada jugador llega en una condición táctica y física diferente. Resetear y limpiar el disco duro ahora no es fácil», asegura.

El extécnico del Mérida no entiende las pocas oportunidades que los murcianos tienen en el Real Murcia: «Debe ser la idiosincrasia del murciano, que valora más lo de fuera que lo de aquí. Es una cultura diferente a la del norte de España o a la de Inglaterra, donde se respetan más las decisiones que toma el técnico y donde no se echa al arquitecto de un proyecto en solo dos meses. En el sur hay menos paciencia», asegura. Campos se fue a la calle en la décima jornada de la campaña 2009-10, solo meses más tarde de salvar al equipo grana del descenso a Segunda B y de ascender al filial a la categoría de bronce por primera vez en su historia: «Los técnicos murcianos tenemos la ventaja a la hora de entrenar al Murcia, porque ya tenemos el sentido de pertenencia a unos colores, conocemos el entorno y el estilo de juego que la gente quiere, pero al mismo tiempo nuestro trabajo se valora bastante menos».

Benigno Sánchez, otro murciano, también pilotó la nave grana durante unos partidos en la campaña 1998-99 para sustituir a Carlos Simón, aunque duró poco y fue sustituido por Chato González.

Mandiá, en la lista

Juan Carlos Mandiá se ha unido a la lista de candidatos para sustituir a Paco García. El lucense tiene cartel en Segunda B tras dirigir a equipos como el Logroñés, Hércules, Racing de Santander, Tenerife y Alavés. Su último trabajo ha sido como segundo de Míchel en el Olympique de Marsella. Se une a otros candidatos que tiene Deseado Flores, como Josico y Andrés Palop, ex del Alcoyano.