La Verdad

Real Murcia

El Murcia, un aspirante que no consigue aterrizar en el 'playoff'

Elady, en el choque del pasado sábado, en una jugada de ataque del equipo grana.
Elady, en el choque del pasado sábado, en una jugada de ataque del equipo grana. / LOF
  • Tras acercarse a un punto del cuarto hace ocho días, el traspié ante el Granada B y la victoria de rivales directos le relegan otra vez al octavo puesto

El motor del Real Murcia está gripado y no termina de carburar. Desde que arrancó la temporada ha ido remando contracorriente y todavía no ha conseguido meterse entre los cuatro primeros, un objetivo irrenunciable para un equipo que dispuso de un presupuesto inicial para conformar la plantilla de 650.000 euros y que lo ha incrementado notablemente desde el pasado 2 de enero, cuando arrancó el mercado invernal. El curso empezó en agosto de 2016 con un prometedor 2-0 frente al Mérida, pero solo una semana después el equipo de Paco García demostró en su primer partido fuera de casa sus flaquezas. En el duelo de Copa ante el Sanluqueño confirmó los primeros indicios de su fragilidad. Desde entonces, el Murcia ha alternado las sonrisas con los batacazos inexplicables, un bagaje insuficiente para estar arriba. El pasado fin de semana, tras la victoria de sus rivales, ha caído al octavo puesto y se aleja un poco más del 'playoff'.

La portería se hace pequeña

Al Murcia le cuesta marcar más de dos goles en un mismo partido. Lo hizo en las dos primeras jornadas, frente al Mérida y el Lorca, aunque después no volvió a conseguirlo hasta el 1 de octubre, cuando los granas ganaron en casa por 2-1 ante el Granada B. Después, solo lo volvió a conseguir tres veces más: el 27 de noviembre ante El Ejido (2-3), en la victoria a domicilio ante el Extremadura (0-2) y el pasado 15 de enero de 2017 ante el Villanovense en la Nueva Condomina. De hecho, el equipo grana solo ha conseguido 22 goles a favor después de 26 jornadas, siendo el conjunto que menos pegada ha demostrado de los 20 que forman el grupo IV de segunda B, incluidos los conjuntos de la zona baja de la tabla y cuyo presupuesto y potencial es infinitamente menor que el de los granas.

Tres goleadas en contra

El Murcia, pese a su potencial ofensivo y ser uno de los grandes del grupo IV, solo ha conseguido golear una vez. Fue el 27 de noviembre ante El Ejido en Santo Domingo, en un choque que acabó 2-3 con victoria grana tras un ida y vuelta. Sin embargo, el equipo de Paco García ha encajado tres goles en un mismo partido hasta en tres ocasiones. Primero fue contra el Linense, en un choque disputado en el campo de Los Barrios, ante el Recreativo de Huelva en el Nuevo Colombino y en el estadio de La Juventud de Mancha Real, ante un recién ascendido. En los tres encuentros, el equipo grana salió derrotado y dando una mala imagen lejos de su estadio.

Solo un acelerón

El equipo grana ha sido incapaz de entrelazar varios partidos ganados de forma consecutiva, lo que le impide agarrarse a la zona alta de la clasificación. De hecho, solo una vez ha sido capaz de encadenar dos victorias de forma consecutiva. Fue del 20 de noviembre al 4 de diciembre e hizo tres, cuando tumbó de forma consecutiva al Jaén (2-0), El Ejido (2-3) y el Sanluqueño (1-0). Nunca más. De los efímeros buenos momentos, destacan los 8 de 12 puntos que sumó a partir del 23 de octubre, racha que se cortó con el 3-1 en contra del Mancha Real, y los 7 de 9 que firmó antes de su visita al Artés Carrasco, donde cayó ante el Lorca por 1-0.

Sin un referente goleador

Además, el Murcia presenta otros síntomas que hacen que no se termine de colar entre los favoritos al ascenso. Como el hecho de ser, con 8, el equipo que ha sufrido más expulsiones en todo el grupo IV. El equipo grana, por lo tanto, ha tenido que jugar en inferioridad más partidos que nadie. Hasta su entrenador Paco García fue expulsado frente al Granada B el 1 de octubre de 2016 y sancionado con 4 partidos. El hecho de que el Murcia tampoco tenga ningún representante en la lista de goleadores del grupo IV también llama la atención. Golobart, un central, con tres, es su máximo artillero, seguido de Curto, Alarcón, Saura, Isi y Morante, todos ellos con dos dianas con la camiseta de un aspirante que no despega.