La Verdad

Real Murcia

Fin al sueño de Paco García

Paco García abandona la sala de prensa en una imagen de archivo.
Paco García abandona la sala de prensa en una imagen de archivo. / Guillermo Carrión / AGM
  • El entrenador del Murcia fue destituido ayer, tras 27 jornadas de Liga y sin llegar a saborear el 'playoff'. Las oportunidades perdidas para meterse arriba, la ausencia de mano dura y algunos planteamientos muy defensivos, las claves

Deseado Flores, director deportivo del Real Murcia, tiene una máxima: no tomar una decisión en caliente, con el partido recién acabado. Por eso el sábado no destituyó a Paco García en los minutos que sucedieron al empate a dos con el Recreativo de Huelva, en un choque vital para las aspiraciones granas de meterse en el 'playoff'. Pero tras consultar con la almohada y después de asesorarse con sus colaboradores más cercanos en las primeras horas del domingo, el empresario manchego decidió destituir al técnico murciano, tras 27 jornadas de Liga y a falta de 11 para el final de la primera parte del campeonato. Los granas han mejorado en las últimas semanas, pero solo ligeramente y de una forma insuficiente para un equipo que quiere ascender.

Para Flores, Paco García tenía coartada antes de la llegada de los nuevos dirigentes ya que contaba con una plantilla desequilibrada y mal hecha por Fernández Romo, pero con la llegada de diez fichajes de calidad contrastada en la categoría, solo ha obtenido dos victorias en la segunda vuelta y ha perdido varias oportunidades claras para engancharse a los de arriba. Y eso a que todo apunta a que el cuarto puesto está muy barato esta temporada y el que se cuele en esa posición tras la jornada 38, lo hará con muy pocos puntos en su casillero.

La reacción que debió tener el Murcia de Paco García fue la que sí ha tenido el Mérida, por ejemplo, que estaba casi deshauciado cuando el Murcia lo visitó el pasado 8 de enero y que ahora es cuarto del grupo IV de Segunda B. Lo peor para el Murcia es que tiene por delante, además de a los extremeños, al Villanovense, al Jumilla y al Melilla, todos con dos puntos más que el Murcia.

Además de la tibieza a la hora de dirigir al Murcia, a Paco García quizás le haya faltado mano de hierro para tomar decisiones de calado que afectaban a pesos pesados de la plantilla. Y también la falta de ambición, según fuentes del club grana, a la hora de plantear ciertas situaciones de los partidos. En este sentido, su último cambio, el de Josema por Pumar, defensa por defensa, a diez minutos del final de un partido clave para el Murcia, fue la gota que colmó el vaso de la paciencia de Flores, que comprobó al final del encuentro cómo el vestuario estaba tocado por esta oportunidad perdida. Paco García ha sido víctima de las urgencias de un histórico al borde del precipicio.

Una situación salvable

El único obstáculo que existía para la llegada de un nuevo entrenador es la deuda que el equipo grana mantiene con el Betis de Valladolid, un club de fútbol base de la ciudad castellana en el que se formó Sergio Escudero, un futbolista que tras militar en el Murcia fue traspasado al fútbol alemán por más de 2 millones de euros. De esta cantidad, el club grana debió pagar un porcentaje a dicho equipo en concepto de derechos de formación, una desembolso que Samper no hizo. Desde entonces, el Murcia ha pagado solo una pequeña parte de esta deuda, y un año tras otro ha incumplido los plazos pactados con esta humilde entidad.

Los nuevos dirigentes pagaron un plazo de 25.000 euros nada más llegar, aunque debieron pagar otro similar a finales de enero, un compromiso que tampoco cumplieron. Esto ha hecho que el club vallisoletano denunciara al Murcia ante la Federación y bloqueara sus derechos. El Betis de Valladolid, que tiene una deuda total contraída cercana a los 245.000 euros, está dispuesto a retirar la denuncia en cuanto le llegue el dinero del plazo incumplido. Según el club grana, el asunto está controlado, no será un problema para la llegada del nuevo entrenador ya que las conversaciones con el Betis de Valladolid son muy fluidas, de carácter semanal y todo estará solucionado en las próximas horas.