La Verdad

Real Murcia

El finiquito de Paco García hace peligrar el estreno en casa de Mir

Deseado Flores, el director deportivo del Murcia, y Paco García, exentrenador del equipo grana, no han llegado a un acuerdo para el finiquito del segundo. Flores ofrece a García cobrar los 17.000 euros que le quedan por percibir de aquí al final de temporada en cuatro plazos, mientras que García lo quiere al contado y de una tacada, ya que no se fía de la solvencia futura de los actuales gestores granas.

El desacuerdo impide a Mir sentarse en el banquillo. Además, aunque el Real Murcia ya recuperó sus derechos federativos tras pagar 25.000 euros al Betis de Valladolid por el plazo incumplido de enero, ahora debe estar pendiente de los jugadores que echó el pasado mes de enero, ya que algunos de estos están dispuestos a denunciar al Murcia tras comprobar que el primer pago derivado del acuerdo por su finiquito no se realizó el 20 de febrero, como estaba previsto.

En caso de que el Murcia no pueda arreglar esta situación y no siente a Mir en el banquillo el próximo domingo, la Federación podrá comenzar a sancionar económicamente al Murcia si en Cartagena no presenta entrenador. Si acudiera al Cartagonova con Mir en la grada, la sanción para el Murcia sería de 600 euros. Si la situación se repitiera en semanas sucesivas, la multa se iría incrementando hasta llegar a los 30.000 euros.