La Verdad

Real Murcia

Capitán en San Fernando con solo dos partidos de grana

No solo el debut de Vicente Mir y la apuesta por su primer once fueron las novedades más destacadas que se vieron en el Real Murcia que compitió en San Fernando. Hubo otra que no pasó desapercibida para nadie y estaba focalizada en el brazalete de capitán. Sin la presencia de los dos capitanes del equipo sobre el césped, estaba la incógnita de quién portaría el brazalete. Al ver el once titular grana, plagado de jugadores que han llegado esta temporada, el capitán elegido fue Borja Gómez, que tan solo había jugado dos partidos con la elástica grana. Sin Pumar, ni José Ruiz en el once, la responsabilidad fue decidida por Vicente Mir, directamente.

«El capitán tenía que haber sido Diego Rivas, pero muchos entrenadores no quieren que sea el portero y prefieren que sea un jugador de campo, y me eligió», explicó Borja Gómez ayer.

El entrenador murcianista se decantó por el defensa madrileño por su capacidad de mando en defensa y su comunicación sobre el césped con los compañeros. «Sería como un gesto de confianza o porque yo hablo más, para estar encima del árbitro», explicó antes de destacar que, «al final el capitán es uno más, yo no le doy mucha importancia». El central tomó la ventaja a futbolistas murcianos recién llegados como Juanjo o Josema, o a compañeros que cada vez ganan más peso en el vestuario, como son David Sánchez y Curto.