La Verdad

Real Murcia

Mir 'castiga' a la plantilla con una sesión de más de dos horas

El Real Murcia afronta el partido del domingo como una auténtica final en la que solo vale ganar. El técnico Vicente Mir es consciente de esa importancia y ayer lo dejó claro en una sesión de entrenamiento que empezó a las 10.30 horas en Cobatillas y se prolongó durante más de dos horas.

El ensayo contó con la presencia de los canteranos Andrés Campoy y Adri Montesinos, además del delantero Pablo Aguilera, que podría entrar en la convocatoria esta semana ante la baja de Curto por sanción.

La de ayer fue una inyección de carga de trabajo físico que se produjo tras la jornada de descanso y que pilló desprevenidos a los futbolistas, que esperan que esa dureza en las sesiones vaya disminuyendo conforme se acerque el partido del domingo, en la Nueva Condomina frente al Linares.

Paco García sigue sin cobrar

Por otro lado, Paco García, exentrenador del Real Murcia, y Deseado Flores mantienen sus posturas respecto a la negociación sobre el finiquito y la situación está en puerto muerto. Si entre hoy o mañana el Real Murcia no abona al técnico murciano 17.000 euros o lo convence para encontrar una nueva fórmula, Vicente Mir tendrá que ver de nuevo el partido desde la grada.

En caso de que el Murcia no pueda arreglar esta situación y no siente a Mir en el banquillo el próximo domingo, la Federación podrá comenzar a sancionar económicamente al Murcia si en Cartagena no presenta entrenador. Si acudiera al Cartagonova con Mir en la grada, la sanción para el Murcia sería de 600 euros. Si la situación se repitiera en semanas sucesivas, la multa se iría incrementando hasta llegar a los 30.000 euros.