La Verdad

Real Murcia
Vicente Mir, a su llegada a Cobatillas, el día de su estreno como técnico del Murcia.
Vicente Mir, a su llegada a Cobatillas, el día de su estreno como técnico del Murcia. / Guillermo Carrión / AGM

Vicente Mir: «Yo no me caso con ningún jugador»

  • «Si un futbolista no aprovecha su oportunidad, habrá otro que querrá jugar», avisa Vicente Mir. El entrenador grana, que se podrá sentar en el banquillo ante el Linares, avisa de que nadie es fijo en su once: «No tenemos margen de error, estamos a cinco puntos del 'playoff'»

Vicente Mir ya es, a todos los efectos, entrenador del Real Murcia. Una vez solventados los problemas con el finiquito de Paco García, el preparador valenciano dirigirá a su nuevo equipo a pie de campo, ante el Linares, en la Nueva Condomina: «Es necesario que un entrenador esté ahí abajo para que el futbolista se sienta más arropado y para poder corregir las cosas que no hace bien el equipo».

Al técnico grana no le gustó el partido de los suyos en San Fernando y quiere un Murcia muy distinto para su estreno en casa: «Es evidente que no quedamos nada contentos con lo que hicimos en el partido en San Fernando. El primero yo, que no me gustó el equipo. Pero hemos trabajado una semana más y esperamos otro juego y otro resultado», afirma. Mir quiere sacar el lado positivo del primer batacazo grana bajo sus mandato: «La derrota ha servido para muchas cosas. Para ver los errores. Fuimos el mismo equipo que antes, demasiado plano. Y eso se paga. Tenemos que mejorar, tanto tácticamente como a balón parado. Desgraciadamente no podemos hacer una pretemporada y todo va muy rápido, pero intentaremos que el equipo mejore rápidamente, aunque me conformo con ganar».

Pero Mir, aparte de esa fama de técnico duro, también está del lado de la plantilla y cree en su capacidad de reacción: «Lo importante es que los jugadores hayan visto en qué nos equivocamos y a partir de ahí en qué podemos mejorar. Estaba muy confiado la semana pasada con el trabajo del equipo y también veo a lo jugadores implicados con lo que hemos hecho esta semana. Hubo falta de concentración. Tenemos que trabajar lo que hemos visto y hemos analizado. Claro que hay autocrítica en el vestuario. Los jugadores saben que cometieron muchos errores. Saben que no tuvieron un buen día, ni a nivel colectivo ni individual».

El nuevo entrenador grana ha tomado nota, tras el primer partido, de qué teclas debe tocar. La defensa del balón parado es fundamental para sobrevivir en la Segunda B: «Creo que podemos defender mejor las situaciones de estrategia del rival. El problema es que los jugadores del San Fernando nos ganaron todas. Nos hicieron el primer gol así, y en todos los saques de esquina y faltas laterales nos crearon peligro y remataron siempre». Uno de los que no estuvo acertado fue Diego Rivas, que pudo hacer más en los dos goles del equipo andaluz: «Confié en Diego Rivas porque lo conocía más que a Simón, pero los dos porteros cuentan por igual».

No está para bromas

Mir no tiene reparos en describir la situación como crítica, ni en decir que pondrá sobre el campo a quién se lo merezca: «No tenemos margen de error. Estamos a cinco puntos del 'playoff', solo quedan diez jornadas y tenemos muchos equipos por delante. Tenemos que hacer las cosas bien para poder llegar. Los jugadores saben que yo no me caso con nadie, y pueden tener una oportunidad o dos, pero no tendrán una tercera hasta que no vuelvan a trabajar bien. Tengo una plantilla buena, en la que confío, con buenos futbolistas. Si no juegan unos, querrán jugar otros».

Personalizando en su vestuario, Mir tiene esperanzas de que Sergi Guardiola llegue a su mejor nivel con la camiseta grana. El delantero criado en Jumilla es un '9' nato para su entrenador y esta semana no tendrá la sombra de Curto, que está sancionado: «Para mí Guardiola es un delantero centro, un nueve. En el Eldense jugó algún partido en banda, pero si lo ponemos allí desperdiciaremos sus virtudes. Tiene gol y tiene que coger confianza. Los delanteros van por rachas, en cuanto haga un gol vendrán los demás. Siempre me ha gustado, siempre lo he querido firmar en los equipos en los que he estado. No voy a dejar de confiar en un futbolistas que me gusta».

Si finalmente Vicente Mir apuesta por meter a Sergi Guardiola de delantero referencia y a Rayco lo pone en la mediapunta, habrá sitio en la banda para Isi, que no termina de agarrase a la titularidad: «Está entrenando muy bien. Suelen decir de él que es un jugador revulsivo, pero yo no lo veo así. Todos pueden jugar de titulares. El otro día salió un rato y estuvo muy bien. Tuvo una ocasión de gol y puede ser titular contra el Linares, por qué no».

El Linares es uno de los perseguidores del Real Murcia y un equipo que aspira a meterse en los puestos que dan acceso a la Copa del Rey de la próxima temporada. Además, lo entrena Miguel Rivera, un clásico de la categoría: «Es un equipo que trabaja bien, está armado defensivamente. Presiona muy bien y tiene futbolistas importantes. Tienen a Rodri en el centro del campo y si conseguimos taparle, destruiremos parte de su juego ofensivo». Mir tiene claro cuáles son las intenciones de su rival: «Va a ser un equipo que nos va a esperar, que nos va a presionar en las bandas y que va a intentar salir al contragolpe. Si le apretamos arriba, jugará en largo».