La Verdad

Real Murcia

El Consejo grana prohíbe a sus jugadores participar en actos previos al derbi

  • Los responsables del Murcia, además, dicen que no organizarán viaje para los aficionados y que ningún representante del club grana estará en el palco del Cartagonova

El Real Murcia sigue indignado por el precio de las entradas (15 euros) y la ubicación elegida (fondo norte bajo) para los aficionados granas en el derbi del próximo domingo 19 de marzo que se va a disputar en el Cartagonova. Ayer emitió un comunicado en el que aseguró que «no va a organizar ningún viaje de aficionados para el choque del estadio Cartagonova», y que, además, «ningún integrante del Consejo de Administración acompañará a la expedición de forma oficial en el palco». Y todo, en señal de «respeto a una afición, la murcianista, que se ha sentido agraviada», afirma en su nota pública el Murcia.

El propio Consejo ha asegurado que no habrá ninguna comunicación oficial más sobre el asunto, que ningún integrante del equipo técnico o jugadores harán declaraciones al respecto, y que «ningún integrante de la plantilla podrá participar en entrevistas, tertulias o programas de radio o televisión más allá de las ruedas de prensa habituales durante la semana».

Con estas medidas el club grana intenta mostrar su enfado por el hecho de que el Cartagena haya fijado para los aficionados del Murcia las entradas tres euros más caras de lo que pagaron las aficionados albinegros en la primera vuelta en la Nueva Condomina. Además, a los aficionados del Murcia tampoco les gusta la ubicación elegida por el club que preside Paco Belmonte para situarlos (parta baja del fondo norte), un espacio con poca visibilidad que tiene por encima a los aficionados del Efesé.

El Cartagena alude que es el precio que pagarán sus aficionados en esa ubicación y que el lugar elegido es el único disponible. Este es un capítulo más de la guerra velada entre Paco Belmonte y Deseado Flores, exsocios en varios negocios hosteleros y en el propio Cartagena, club al que llegaron hace dos años para salvarlo del descenso a Tercera. Belmonte, presidente del Efesé, tampoco se sentó en el palco de la Nueva Condomina en el choque de ida.