La Verdad

Real Murcia

Raúl Moro, que no quiere ser un presidente en la sombra, se asoma a la primera línea

  • El empresario extremeño, que busca establecerse en Murcia, se ha acercado a grandes firmas locales en la última semana y ha asistido a varios de los actos sociales del club

Raúl Moro, propietario del Real Murcia, aún sigue alojándose en el Hotel 7 Coronas de la capital, pero no ha dejado de buscar piso en la ciudad de Murcia. De hecho, tras pasar unos días fuera, volvió a Murcia el pasado lunes tras presenciar el duelo que el equipo grana disputó en Marbella. Desde entonces, ha destinado casi todo el tiempo a la entidad grana.

El empresario extremeño no ha desaprovechado la semana y se ha dedicado a buscar apoyos para el club que preside. Se ha reunido con varios empresarios de gran importancia en la Región, entre ellos Patricio Valverde, director general de Estrella de Levante, y Miguel López Abad, gerente de Global París, entre otros. El pasado martes, además, se dio un baño de murcianismo al acudir a la gala de la Peña Pimentonera en la que Guillermo Martínez Abarca, su antecesor, recogió el galardón de 'Corazón Pimentonero 2017'.

A pesar de que se ha desplazado a Valencia para reunirse con algún grupo inversor y para acercarse a algunos negocios hoteleros, Moro ha instalado su campamento base en Murcia. El pasado jueves asistió a la presentación del Catafalco del Entierro de la Sardina, encuentro en el que pudo acercarse a otros empresarios como José María Albarracín, presidente de la CROEM (Confederación Regional de Empresarios).

El área comercial del club también trabaja para que la Nueva Condomina presente cada vez mejor ambiente. El trabajo con las empresas está dando sus frutos y firmas como Gil Dólera, Comercial Roldán o Inmopolt, que acaba de cerrar un acuerdo de patrocinio con el club, ocuparán palcos privados en la zona noble del estadio grana. Son solo algunos de los movimientos que está haciendo el club grana para recuperar su esplendor y buscar ingresos de cara a la parte final de la temporada.

Sin respuesta

Lo que todavía no ha aclarado Raúl Moro es la situación de su firma Venta de Carburantes del Sur, que el pasado 7 de diciembre de 2016 sufrió un embargo de 10,2 millones por parte de Hacienda por el impago correspondiente al tercer trimeste de IVA del pasado ejercicio. Cabe recordar que esta firma fue la que hizo el ingreso de los 400.000 euros que puso Raúl Moro en la pasada ampliación de capital.