La Verdad

Real Murcia

¡Nos vemos en Segunda!

Después de las reiteradas declaraciones del consejero-delegado del Real Murcia, Deseado Flores, realizadas en diversos medios de comunicación durante los últimos días, en las que lamentaba y criticaba a su vez una manifestación realizada por mí en el acto de presentación como director general del Real Racing Club, poniendo en duda mi profesionalidad y dedicación durante tantos años en el Real Murcia, es mi deseo poder manifestarme.

Quiero resaltar la mala interpretación que cierto sector ha realizado de la única frase que hice en referencia al Real Murcia durante ese largo acto, y que dio pie a la actuación de Deseado Flores. Mi intervención no tuvo como objetivo criticar al Real Murcia y aún menos a sus actuales gestores, de los que si algo he venido destacando es que están dando la cara en un momento delicado y a los que siempre he apoyado en cada manifestación. En mi exposición, y dando respuesta a una pregunta concreta, traté de ensalzar la situación de estabilidad que se estaba consiguiendo en mi nuevo club y al final, en mi única referencia al Real Murcia, lamentaba, sin ánimo de polémica, que no tuviera aún la entidad grana la misma situación, algo que desgraciadamente es público y notorio. He luchado durante muchos años para cambiarlo y en los últimos meses lo hicieron otras personas. No existía en esta declaración ningún ánimo de crítica contra nadie, ni ningún interés que no fuera el de anhelar para el Murcia ese mismo futuro despejado. Así de natural, sin aspavientos, ni segundas intenciones. La hemeroteca está para poder verificar lo que expongo.

Además, no puedo aceptar por injustas las declaraciones de Flores poniendo en duda mi profesionalidad y dedicación durante tantos años, algo, esto último, que él mismo ha reconocido en otras ocasiones y foros. Entiendo que se hizo desde el rencor por la mala interpretación de lo expuesto con anterioridad, pero no lo puedo aceptar. Y menos aún vertiendo informaciones falsas, algo que a los profesionales de 'La Verdad' he dejado demostrado en algunos documentos, y que pedí no hacer públicos porque, al margen de que considero que no es necesario, el verdadero interés del Real Murcia debe estar hoy más que nunca en el objetivo de ganar cada partido que resta hasta el final, sin que nada le perturbe.

Por último, y como no puede ser de otra manera, reitero mi deseo de éxito a los actuales gestores porque significará que el Real Murcia también tendrá la estabilidad que precisa, cuyo proceso ya iniciaron anteriores Consejos y seguro que tendrán opción de culminar. Por lo tanto, ojalá nos veamos en Segunda División.