La Verdad

Real Murcia

El Murcia saca músculo y olfatea el 'playoff'

Los jugadores del Murcia festejan el primer tanto, nada más comenzar el partido.
Los jugadores del Murcia festejan el primer tanto, nada más comenzar el partido. / Javier Carrión / AGM
  • Solo la victoria del Melilla impide a los granas dormir entre los cuatro primeros, tras vencer a un Mancha Real que acabó con ocho

El Murcia ha dado otro acelerón y se ha situado muy cerca del 'playoff'. Después de una primera vuelta desastrosa parece que ya ve tierra firme después de una larga travesía. Ayer se deshizo de un Mancha Real que no pudo hacer sombra a un equipo grana más enchufado, más motivado y, sobre todo, más confiado en sus posibilidades, con una dosis de autoestima que antes no tenía. La diferencia de carácter y de pegada entre ambos conjuntos se notó en el césped. Un Murcia al alza, que llega al tramo final de la temporada muy vivo, apenas sufrió, ni siquiera cuando el Mancha Real acortó diferencias. El equipo grana, tras una jornada casi redonda en la que solo la victoria del Melilla en Jumilla le ha impedido meterse entre los cuatro primeros, ve la promoción de ascenso muy cerca y ha enseñado definitivamente el colmillo a sus rivales, que no paran de tropezar. El equipo de Vicente Mir tiene cinco finales por delante y se ha colocado en la segunda línea de la parrilla, pero con un motor más potente que la mayoría de los conjuntos que están por delante.

El choque no pudo empezar mejor para los granas. En la primera aproximación, un centro de Pumar fue cabeceado a la red, dentro del área pequeña, por Sergi Guardiola. El Murcia demostró en la primera jugada su pegada. El choque, tras el gol grana, fue más denso. El equipo de Mir tocaba en el centro del campo y esperaba que el Mancha Real, aturdido por el golpe, se estirara y saliera de su área. Pero no fue hasta el minuto 17, en un balón en largo que Borja Gómez tuvo que cortar haciendo falta sobre Pedro Corral y con el que el central grana se ganó la amarilla. La falta, desde la frontal del área, la mandó Jonathan cerca del larguero.

Los cabezazos de Juanma

El Murcia respondió con varios acercamientos. Sobre todo en jugadas de estrategia. En una de ellas, Pumar puso un balón al área que remató el canterano Juanma Bravo, debutante ayer. Después, en una jugada de Víctor Curto hasta la línea de fondo, su centro no fue rematado ni por Rayco ni por Diego Benito, que llegaron tarde. Hasta que la Nueva Condomina se llevó un susto de verdad cuando Israel Jerez puso un balón al área del Murcia que no encontró rematador. Además, el saque de esquina posterior lo remató el central jienense Josema muy cerca del palo.

Pero el equipo de Vicente Mir, que no estaba jugando un partido brillante, volvió a demostrar su pegada en el segundo gol, en otra jugada que llegó desde la izquierda, con centro de Pumar y remate de Curto al interior de la red. Dos zarpazos y dos goles. Efectividad y contundencia grana.

En la segunda mitad el Murcia comenzó a disfrutar del partido. A los cinco minutos Juanma Bravo cabeceó de nuevo con peligro sobre la meta de Emilio, que sacó el balón con la punta de los dedos. Un minuto después llegó la gran ocasión de la segunda parte con otro remate de Sergi Guardiola que, tras tocar en Emilio, se estrelló contra al larguero. El Murcia era un ciclón que se merecía algún gol más. Solo dos minutos después un disparo lejano de Armando lo tuvo que desviar hacia un lado Emilio, la figura del Mancha Real. Sergi Guardiola, que seguía la jugada, fue a por el rechace y lo cruzó por toda la línea de gol sin que Curto pudiera llegar.

Armando lo intentó

Todavía quedaba un disparo más desde lejos de Armando antes de que el Mancha Real tuviera su mejor ocasión antes de su gol. En un despiste de Borja Gómez, que tocó el balón con la mano para impedirlo y pudo ser expulsado, Álvaro Fernández se plantó solo delante de Simón, pero el atacante jienense se durmió y dejó que Josema, muy atento, le quitara el balón cuando se disponía a fusilar al portero grana. Además, el Mancha Real se había quedado con un hombre menos por la expulsión de Cifuentes, que vio dos amarillas en cinco minutos.

El choque, salvo sorpresa, parecía decidido y Mir dio entrada a Javi Saura y a Elady, que se habían ganado jugar algunos minutos por su entrega en los entrenamientos. Pero el Mancha Real, a pesar de tener un jugador menos sobre el campo, tiró de casta y redujo las diferencias gracias a un remate de cabeza de Romero. Pero el Murcia no quería tirar por la borda todo el trabajo previo y volvió a pisar el acelerador. Pumar enganchó un balón en la frontal del área jienense y disparó a la escuadra de la portería rival para lograr un 3-1 tranquilizador. Las expulsiones de dos jugadores más del Mancha Real afearon el desenlace de un partido en el que incluso Mir y Bodipo casi llegaran a las manos en el tramo final. El partido engorda las posibilidades de un Real Murcia que hace bueno el punto de Marbella de cara a meterse definitivamente en el 'playoff'. Los granas, con cuatro victorias en los últimos cinco partidos, ha presentado su candidatura y ya creen en el ascenso.