La Verdad

Real Murcia

Ser de casa ya no es tabú en la Nueva Condomina

El último once del equipo, con los 6 murcianos que fueron titulares; luego entrarían otros dos.
El último once del equipo, con los 6 murcianos que fueron titulares; luego entrarían otros dos. / Javier Carrión / AGM
  • Ocho de los catorce granas que jugaron ante el Mancha Real se criaron en la Región y demuestran el cambio de tendencia de un Murcia que ya mira de puertas adentro. Juanma Bravo, de Cabezo de Torres, entrena a diario con el primer equipo, igual que Iván, Adrián Montesinos y Campoy, otras perlas de la cantera

Ningún seguidor grana podrá decir ahora que no se identifica con el Real Murcia. Paco García configuró una plantilla con gran parte de los jugadores nacidos en la Región, y en el pasado mercado invernal se ha incrementado la apuesta. En el duelo del domingo, por primera vez este año, ocho de los catorce jugadores que saltaron al terreno de juego frente al Mancha Real eran murcianos, un hecho histórico y poco habitual que no se había producido en los últimos años en un partido oficial y que demuestra que el producto interior bruto de la Región, en materia futbolística, vale para pelear por subir a Segunda.

De partida, Vicente Mir alineó el pasado domingo a Simón en la portería, Josema y Juanjo en la línea defensiva, Armando en la medular y Sergi Guardiola en la delantera. A estos cinco murcianos se les unió el canterano Juanma Bravo, un centrocampista en edad juvenil que había participado en las pretemporadas del primer equipo de los dos últimos años, y que ayer tuvo su estreno oficial. El de Cabezo de Torres no desentonó y dejó algunos detalles que pusieron en evidencia su visión de juego y la fortaleza en el juego por arriba, rematando dos veces de cabeza con peligro. Además de estos seis murcianos, en la segunda parte saltaron al césped Javi Saura e Isi, siendo en total ocho futbolistas con 'ADN' murciano. Casi toda la Región se sintió representada, desde poblaciones como Lorquí, Molina de Segura y Las Torres de Cotillas, hasta Jumilla, localidad a la que llegó Guardiola llegó de niño.

Que Mir pudiera tirar de ocho murcianos ante el Mancha Real no es fruto de la casualidad. Aunque fue la primera vez que se alcanza dicha cifra este año, en otra ocasión fueron siete los murcianos que jugaron en un mismo partido, además de otras tres ocasiones en las que fueron seis y otras seis en las que fueron cinco los murcianos que defendieron al club grana en el mismo partido. Después del Murcia-Mancha Real del domingo, el partido del equipo grana con más murcianos fue el duelo que le enfrentó al Linense en la jornada 25 y que acabó con victoria grana 1-0. Aquel choque lo dirigió Paco García, que ha tenido gran parte de culpa de la 'murcianización' del Real Murcia.

Con el paso de las jornadas los murcianos han tenido más presencia. Hasta la jornada 24 solo en una ocasión se habían alcanzado los cinco jugadores murcianos en el mismo partido. La titularidad de Simón Ballester en detrimento de Diego Rivas, el asentamiento de Armando en el once titular y la llegada de Josema en el mercado invernal han sido las sorpresas más gratas para los que quieren un Real Murcia muy autóctono. La primera plantilla cuenta con ocho jugadores murcianos con ficha del primer equipo (Simón, Josema, Juanjo, Armando, Isi, Javi Saura, Roberto Alarcón y Sergi Guardiola), pero hay otros en el filial que piden paso y que entrenan cada día con el primer equipo en Cobatillas. Son el propio Juanma Bravo, Iván Montesinos, de Las Torres de Cotillas, que ya ha ido convocado como portero suplente ante la ausencia de Diego Rivas, y Adrián Montesinos, del barrio del Progreso.

La prueba de que la presencia regional en el Real Murcia no es testimonial y es determinante en la clasificación es que 15 de los 36 goles granas de esta campaña son de origen murciano: 5 de Guardiola, 3 de Roberto Alarcón, 2 de Saura, Isi y Josema, y uno de Armando.