La Verdad

Real Murcia

Tirón de orejas a la retaguardia

Vicente Mir, ayer, en el entrenamiento del Real Murcia en Cobatillas.
Vicente Mir, ayer, en el entrenamiento del Real Murcia en Cobatillas. / Javier Carrión / AGM
  • Satisfecho con el nivel ofensivo del Real Murcia, Mir pide a su plantilla más firmeza en la parte de atrás: «Estos errores nos pueden costar un partido». El equipo ha encajado goles por no defender bien en las jugadas de estrategia en tres de los seis partidos del técnico grana

Vicente Mir puntúa a su Real Murcia con un notable, pero todavía no le da un sobresaliente. El motivo: su equipo ha encajado tres goles en jugadas de estrategia en las últimas semanas, un lastre que un conjunto que aspira a meterse en el 'playoff' no se puede permitir. 13 de 18 puntos posibles desde que se produjo el relevo en el banquillo han colocado a los granas como el mejor equipo del grupo IV en el último mes y medio. Eso sí, el técnico valenciano cree que hay un punto negro en esta gran racha que ha llevado al Real Murcia de estar descolgado de la lucha por el 'playoff' a colocarse con las mismas posibilidades que el Marbella, Villanovense, Mérida y Melilla, sus rivales más directos por meterse arriba.

Se trata de la forma de defender las jugadas de estrategia de los rivales. En el estreno de Mir frente al San Fernando (vio al equipo desde la grada), el equipo grana recibió el 1-0 a los once minutos después de un saque de esquina. Zelu, un extremo de corta estatura, remató de cabeza a placer en el segundo palo, convirtiendo al portero Diego Rivas en un mero espectador. El Murcia fue después a remolque durante todo el encuentro. Además, en los dos últimos partidos, otros errores defensivos similares se han vuelto a convertir en goles en contra.

Ante el Marbella, hace diez días, la defensa murciana concedió el 1-0 a los doce minutos, tras dejar a Añón solo en el segundo palo, donde batió a placer a Simón.

El tercer fallo defensivo que se convirtió en un gol en contra no tuvo consecuencias negativas en el casillero de puntos, pero dejó en evidencia que el Murcia tiene que mejorar en este aspecto. Fue el 2-1 del Mancha Real en Murcia, un cabezazo dentro del área de Romero evitable. «El domingo nos hicieron el tercer gol a balón parado desde que estoy aquí, y eso que lo trabajamos muchísimo. Será un despiste o una virtud del rival, pero tenemos que mejorar en esa faceta. En el aspecto ofensivo lo estamos haciendo bien, pero tenemos que evitar que nos anoten goles de estrategia porque al final se nos puede ir un partido».

Esta semana, tras cumplir sanción Golobart, Mir volverá a tener a todos sus centrales disponibles. «Estoy contento con todos los centrales. La baja de Golobart hizo que buscara una mejor salida de balón con Borja Gómez, pero ahora tengo cuatro y me decidiré por dos», afirma el valenciano. El que no estará es Adrián Cruz, que ante el Marbella recibió una patada que le causó un traumatismo en su pierna derecha que le mantendrá alejado de los terrenos de juego tres semanas más.

La buena noticia es la aparición de Juanma Bravo, un centrocampista que suplió a Cruz y a David Sánchez con garantías. «El domingo tenía bajas importantes y en esa posición no contaba con ningún jugador que me diera lo que yo quería. Juanma hizo un buen partido, de notable, a pesar de que salió un poco nervioso. Seguirá en el equipo y entrenando y, cuando tenga que jugar, jugará. Entrar en el equipo no es fácil y esta semana recupero gente. Cuando lo necesite estará con el equipo y cuando no, con el filial».

Trabajo oscuro

La rivalidad de Víctor Curto con Sergi Guardiola no preocupa lo más mínimo a Vicente Mir, que los quiere así hasta el final de la temporada. «Si ves los vídeos te quedas alucinado. Hay una cosa que me llama mucho la atención, aparte de que los dos están muy finos de cara a puerta, y es el trabajo que los dos están haciendo presionando a los centrales. Estoy contento por el trabajo defensivo que desarrollan. Lo hacen fenomenal los dos. No tienen que competir entre ellos, los dos van a marcar goles si siguen jugando como lo están haciendo y el equipo sigue jugando para ellos, para que anoten goles», asegura el entrenador del Real Murcia.

El próximo domingo le espera en la Nueva Victoria un Jaén que está recuperando el pulso. «Están fuertes, ganaron de forma holgada al Marbella. Hacen un fútbol directo y todo su juego es en largo, aprovechando las segundas jugadas. Todo su fútbol es en campo contrario. Están ilusionados por salir de abajo, ya que parece que han entrado nuevos inversores. No es el Jaén de hace tres semanas. Siguen teniendo doce jugadores de alto nivel. Va a ser el partido más difícil de todo lo que nos queda», dice Mir, que tiene un plan para ganar: «Intentaremos 'cogerle la espalda' a sus centrales, romper la línea de presión. Y cuando tengamos que jugar directo, lo haremos».