La Verdad

Real Murcia
Juanma Bravo, en su estreno ante el Mancha Real en la Nueva Condomina.
Juanma Bravo, en su estreno ante el Mancha Real en la Nueva Condomina. / Guillermo Carrión / AGM

El Murcia pone en marcha un plan antifuga de talentos

  • Deseado Flores blindó a Juanma Bravo con una cláusula de 4 millones de euros antes de su estreno en el equipo de Mir. El club grana planea repetir esta medida con promesas como Andrés, Youness y Montesinos antes de que salten a un escaparate en el que pescan los equipos de Primera División

Deseado Flores no está dispuesto a que el Real Murcia sea un criadero de grandes futbolistas para surtir a otros equipos como el Real Madrid, el Barcelona, el Levante, el Valencia, el Villarreal y el Atlético de Madrid. O al menos, no quiere hacerlo gratis, sin recibir nada a cambio. En los últimos años y debido a la falta de un plan para fidelizar a los jóvenes talentos, son muchos los futbolistas que han pasado por la cantera grana y que, tras recibir la formación adecuada durante años en las bases, se marcharon a otros clubes más estructurados sin dejar un euro en las arcas granas.

Los casos de Manu Trigueros, Rafa Mir y Toni Martínez son algunos de los más recientes y de los que más daño hacen. El primero es titular indiscutible en el Villarreal, club al que llegó tras no tener sitio en la primera plantilla grana de Segunda B en 2010. El segundo, un delantero de 19 años que comenzó a jugar al fútbol sala en ElPozo, se fue al Valencia tras brillar en el equipo cadete del Murcia después de marcar 45 goles. Toni Martínez, por su parte, también tiene 19 años y se escapó a la cantera del Valencia antes de cumplir los 16. Tras brillar en el Mestalla, fue traspasado al West Ham por un millón, club que lo ha cedido actualmente al Oxford de la Championship.

Algo parecido no podrá ocurrir con Juanma Bravo, otro futbolista de 19 años, nacido en la pedanía murciana de Cabezo de Torres, que hace casi dos semanas debutó con el primer equipo del Real Murcia, en el partido ante el Mancha Real. El canterano jugó en la posición de mediocentro, donde demostró, a pesar de su nerviosismo en los primeros minutos, que es un futbolista que puede llegar lejos. Vicente Mir se encaprichó con él cuando lo vio entrenar. Tras tenerlo en el campo 59 minutos en su estreno, el técnico grana también convocó al jugador para la cita de Jaén, donde finalmente no jugó. La diferencia entre Juanma Bravo y otros canteranos que debutaron antes en el primer equipo es que Deseado Flores, quien actualmente ejerce las labores de director deportivo, lo blindó a finales de marzo, antes de exponerlo públicamente en un partido oficial.

Dinámica profesional

El jugador murciano tiene un contrato de cuatro años, acorde a la Segunda B y con «dinámica» de primer equipo, según el club, lo que, además de permitirle entrenar cada día a las órdenes de Mir en Cobatillas, le garantiza que la próxima temporada hará la pretemporada con la primera plantilla y cobrará en función de la categoría en la que milite el equipo grana. Será jugador del primer equipo a todos los efectos. El plan ejecutado por el club con Juanma Bravo también se activará con otros futbolistas que están brillando en las bases granas, como Adri Montesinos, un lateral derecho que también entrena con la primera plantilla y está cerca de entrar en alguna convocatoria; Andrés, extremo con proyección, y Youness, delantero internacional que también es seguido de cerca por varios clubes.

Aunque los clubes solo pueden atar a sus promesas con un contrato profesional, a partir de los 16 años, el Real Murcia también quiere «fidelizar» a sus jóvenes promesas infantiles y cadetes con una estrategia dirigida a que puedan triunfar en el mundo del fútbol, pero que a su vez recompense al club en el que se han formado desde pequeños. La viabilidad del Real Murcia en el futuro debe apoyarse en varios pilares. Uno de ellos pasa por cuidar, fomentar y proteger a las jóvenes promesas granas para que no se escapen sin lograr algo a cambio.