La Verdad

Real Murcia

La diferencia de goles cobra cada vez más importancia

  • Una de las grandes debilidades del Real Murcia este curso ha sido su falta de acierto de cara a gol

Una de las grandes debilidades del Real Murcia este curso ha sido su falta de acierto de cara a gol. Aunque en las últimas jornadas Guardiola y Curto han puesto remedio a ese déficit, todavía no es suficiente para que su diferencia de goles a favor esté a la altura de sus rivales. Cuenta con una diferencia de ocho tantos a su favor, lo que supone una cifra muy pobre. Faltan cuatro partidos en los jugadores granas pueden aumentar esa renta de goles para evitar lamentos al final del campeonato.

En caso de empate a puntos con el Mérida y el Marbella el Real Murcia ganaría la diferencia de goles particular. En cambio, frente al Villanovense y el Melilla lo tiene empatado, por lo que el siguiente aspecto para desempatar sería el número de goles a favor, en el que los granas saldrían perdiendo a día de hoy. Los villanovenses tienen 20 goles de diferencia a su favor y los melillenses 13 tantos a su favor, por los 8 de los murcianos. Cinco goles de diferencia ante el Melilla, en el que si los granas ganan los cuatro encuentros podrían remontar con rentas importantes de goles podrían llegar a alcanzarlos.

Sin embargo, si finalmente se produce un empate a puntos con más de dos equipos, el sistema pasa a ser como una liga entre esos conjuntos, en el que se contabilizan los duelos particulares entre ellos. Por ejemplo, si al final del campeonato Villanovense, Mérida y Real Murcia acabasen empatados a puntos, el primero de ellos sería el Villanovense, con siete puntos y -a día de hoy- más 20 goles a favor, después el Real Murcia, con siete puntos también y -a día de hoy- más 8 goles a favor, y el último el Mérida, que solo logró dos puntos, de un empate contra el Murcia y otro contra el Villanovense. En ese aspecto, los granas salen beneficiados en la mayoría de las posibles combinaciones que se puedan dar en caso de múltiple empate entre los equipos de arriba, gracias a los buenos resultados que han obtenido en los duelos directos frente a todos ellos.