La Verdad

Real Murcia

Fútbol | Real Murcia

El murcianismo, enchufado

Aficionados del Real Murcia, el pasado domingo, contra El Ejido.
Aficionados del Real Murcia, el pasado domingo, contra El Ejido. / Vicente Vicens / AGM
  • «Me ha vuelto a picar el gusanillo», dice Juan Gil, uno de los aficionados recuperados por el club para la causa, gracias a su racha y a su política social

Viento en popa y a toda vela navega el Real Murcia camino de luchar por el 'playoff', tanto en lo deportivo como en lo institucional, como se está demostrando cada domingo que el equipo juega en la Nueva Condomina. El grupo de Raúl Moro ha conseguido meter a más murcianistas recientemente en el estadio para ver al Córdoba B (10.480), Mancha Real (12.904) y a El Ejido (13.150), que en la primera vuelta para ver al Cartagena (11.114). Las victorias y las entradas que están regalando han animado a miles de aficionados al fútbol del Real Murcia a retomar la costumbre de ir al estadio y disfrutar de la victoria de su equipo, que ya se ha metido en la zona noble.

Hay un sector de la grada que se ha reencontrado con el equipo gracias a las promociones ofrecidas por el club para intentar llenar el estadio lo máximo posible. Muchos se han ilusionado, agradecen ir gratis al estadio y están dispuestos a pasar por caja si llega el 'playoff'.

Es el caso de un murcianista de toda la vida como Juan Gil Aguilar, que a sus 80 años ha retomado la costumbre de ir a la Nueva Condomina a ver al Real Murcia. Amigos peñistas le han invitado a volver a la grada, pese a su temor por sufrir del corazón con las alegrías y penas que pueda provocarle el partido, y que fue el principal motivo por el que se alejó del club. Reconoce que empezó a ir a La Condomina en los 50 y que se abonó en los años 70 durante varias temporadas. Tras haber seguido al equipo por televisión y prensa todos estos años, haber ido esporádicamente al estadio y recientemente ver el partido ante el Mancha Real, está confiado del éxito de la actual plantilla. Asegura que «el mérito del Real Murcia han sido los últimos fichajes que se han hecho gracias a la aportación del nuevo presidente». Además, añade que «los últimos fichajes estaban haciendo la 'pretemporada' hasta hace poco, pero ahora se van conjuntando y son jugadores de mejor calidad que los que había; encima parecen tener asegurado el sueldo todos los meses, que es muy importante», destaca Gil, que está seguro de que los granas jugarán el 'playoff' y él seguirá yendo al estadio, aunque tenga que pagar de su bolsillo la entrada, porque le ha vuelto a picar el gusanillo de vivir un partido de la manera en que se vive en el estadio.

Lo mismo piensa Miguel Belando, un joven de 18 años que, junto a su padre y un amigo, ha asistido a los últimos partidos del Real Murcia con las invitaciones facilitadas por los peñistas. Empezó a ir al principio de temporada, pero no les gustaron ni el juego ni las sensaciones del equipo. Sin embargo, «ahora están jugando con mucha calma, con buenos pases, una buena presión y unos toques de calidad que se ven dentro del campo», reconoce. No tiene dudas de que pasarán por caja llegado el momento del 'playoff', porque «se lo están currando».

Recelos de una parte

En el otro lado están algunos peñistas que consideran que estas iniciativas son pan para hoy y hambre para mañana. Las invitaciones ayudan a que el estadio tenga una mejor asistencia de público, pero no a que después esa gente vaya a seguir asistiendo a la Nueva Condomina pasando por caja. Eso piensa Elisenda Martínez, presidenta de la peña Renacer Grana, que considera que «los 'apuntacarros' que ahora vienen por las invitaciones luego no se van a sumar, seguiremos apoyando los que estamos yendo cada año, porque esa gente realmente no siente el Real Murcia». Ella misma ha visto que ni regalando entradas a mucha gente esta se anima del todo a ir al estadio. «Deberían abrir las puertas y dejar a todo el mundo que pase y, aun así, seguiríamos yendo los mismos de siempre», asegura.

En este sentido, también habla Álex, que es un peñista fiel al Real Murcia, socio los últimos años y que siempre ha ido al estadio a ver a su equipo. Con las iniciativas del club de regalar entradas considera que «el estadio luce mejor, pero los que ahora van, van por las entradas gratis y no por la ilusión que le transmite el Real Murcia». Entiende que si el equipo llega al 'playoff' y la directiva decide que deben pasar por taquilla todos esos seguidores, muchos dejarán de ir por el simple hecho de tener que pagar. Él como peñista ha facilitado las entradas a muchos de esos aficionados que han vuelto a pisar la Nueva Condomina «porque les salía gratis, pero reconocen que nunca se abonarían en Segunda B».

Esta semana la afición murcianista tiene un reto importante en tierras gaditanas. La Fepemur ha organizado un viaje para estar junto al equipo en Sanlúcar de Barrameda. Los granas quieren prolongar su racha para mantenerse en el 'playoff' ante un Sanluqueño que se juega sus aspiraciones de permanencia y que ya les eliminó de la Copa del Rey.

El hecho de que el lunes 1 de mayo sea festivo sirve de contrapeso al horario del partido -domingo, 19 horas- y a los 600 kilómetros de distancia que separan ambas localidades. Pese a ello, los peñistas aspiran «a poder sacar al menos un autobús de irreductibles murcianistas». La salida será el mismo domingo a las 8.00 horas desde la Nueva Condomina y el regreso, tras el partido. El precio es de 27 euros para peñistas y 30 para los que no lo sean. No se incluye en ese importe el valor de las entradas, porque el club local todavía no lo ha hecho oficial, aunque en las últimas jornadas ha estado entre 6 y 12 euros. Los que deseen apuntarse pueden hacerlo mediante el formulario de inscripción que hay en la web de la Fepemur.