La Verdad

Real Murcia

Isi, la nota amarga en la parte más dulce

El futbolista, en el momento en que es retirado del campo en camilla.
El futbolista, en el momento en que es retirado del campo en camilla. / Vicente Vicens / AGM
  • Se confirma la rotura de ligamento en un tobillo del ciezano, que se perderá lo que resta de temporada

Una lesión nunca llega en buen momento, pero a estas alturas de la temporada, con la dinámica que lleva el conjunto grana y las ganas que tienen todos los jugadores de aportar su granito de arena para acabar luchando por el ascenso, mucho menos. Los peores presagios para Isi se han confirmado. Tendrá que pasar por el quirófano y se perderá lo que resta de temporada.

El ciezano se retiró el pasado domingo del terreno de juego lesionado en camilla, absolutamente destrozado, tapándose la cara y sin ni siquiera poder ponerse de pie cuando tan solo llevaba jugados 18 minutos de la segunda parte. Aquella imagen enmudeció a una Nueva Condomina que andaba animando a los suyos en su asalto al 'playoff'. No todo iban a ser buenas noticias esa tarde de domingo y lo que todos se temían, que se perdería lo que resta de temporada, se ha confirmado. El resultado de la resonancia ha mostrado una rotura completa del ligamento lateral externo del tobillo derecho. Como todavía lo tiene bastante hinchado, los servicios médicos del club iban a esperar a que se reduzca la inflamación hasta hoy para realizarle una ecografía y asegurarse de que debe pasar por el quirófano para corregir esa rotura.

Teniendo el verano de por medio y viendo el alcance de la lesión, desde el club consideran que lo ideal es que se opere cuanto antes para que pueda hacer la rehabilitación y llegar a la pretemporada en perfectas condiciones para comenzar, sin miedo a sufrir una recaída.

Por lo tanto, el extremo derecho estará de baja entre ocho y doce semanas, lo que le impedirá llegar a tiempo a participar en más partidos esta temporada. Al Real Murcia le quedan todavía tres partidos en la competición regular, más los seis encuentros que pudiese jugar en caso de llegar a la ronda final del 'playoff', lo que supondrían nueve semanas que son insuficientes para que el Melocotón, como lo llaman en el vestuario grana, pueda reaparecer antes de final de curso.

Desde el domingo han sido muchos los compañeros y aficionados que a través de las redes sociales se han volcado con Isi para desearle una pronta recuperación y animarlo. Nada más acabar el partido publicó en su cuenta de Twitter una foto en la que se veía el estado en el que había terminado su tobillo, totalmente hinchado, tras caer mal en un salto que realizó para rematar de cabeza un balón.

Varios tocados

No es el único lesionado en el Real Murcia, ya que hay algunos futbolistas no disponibles que el club no ha añadido al parte médico, en el que tan solo aparecen Isi y Adri Cruz. El centrocampista gallego padece una microrrotura en el sóleo de su pierna derecha y es posible que esta semana pueda sumarse a las sesiones de entrenamiento del resto de sus compañeros, pero no es tan factible que pueda coger el ritmo necesario para estar en Sanlúcar el domingo, aunque quizá sí es probable que llegue al duelo ante La Roda.

Ante El Ejido también se quedó fuera de la convocatoria José Ruiz por una bronconeumonía que se acentuó el viernes y que obligó a Mir a prescindir de él. Su participación para este domingo está en el aire, ya que sigue tomando antibióticos. Mientras que el técnico valenciano pueda seguir apostando por una solución de garantías, como es Juanjo, no está dispuesto a arriesgar. El murciano está a una amarilla de cumplir ciclo y Mir quiere poder contar con Ruiz para cuando llegue ese momento.

El estado físico de otros futbolistas que no han venido entrando en los planes de Vicente Mir no ha trascendido, como son los casos de Javi Saura y de Morante. El murciano sufrió una rotura del gemelo de la pierna derecha el pasado 13 de abril, que le ha impedido entrar en las últimas convocatorias. Esta semana confía en poder empezar a trotar para poder estar a disposición del técnico en La Roda. Por su parte, el central cordobés tuvo un esguince de tobillo entrenando la semana pasada, y al no tener previsto entrar en los planes de Mir, se quedó en la grada como medida de descanso.

Curto, recuperado

El que ya está completamente recuperado es Víctor Curto, que ha arrastrado molestias dos semanas en las que apenas ha entrenado con el equipo aunque después Mir sí que ha contado con él para alinearlo de inicio. En Marbella recibió una dura entrada en el tobillo que le produjo una fuerte inflamación que ha hecho que estuviese en manos de los fisios a principios de semana para poder entrenar los últimos días con el equipo. En Jaén jugó infiltrado y con dolor por la importancia que tenía el encuentro y la falta de sustituto natural que tiene Vicente Mir para prescindir de él. Sin embargo, este domingo ya se encontró en perfectas condiciones y lo normal es que hoy retome el trabajo con el resto de sus compañeros.